Por una visión integrativa, que no “integrista” de la medicina

 

“Tenemos que entender la salud, antes de intentar la curación de las enfermedades”

Dr.Wilhelm Reich (Biopatía del cáncer)

 

Terminé medicina en el año 1979. Por ahora, y si la nueva inquisición no me lo impide, la “sana inquisición”, soy médico. Aunque ninguna inquisición es, ni ha sido, santa ni sana.

Trabajo y soy director médico de un Centro de Salud Vital, Zuhaizpe, un pequeño hospital…hospitalario. Soy médico; ni oficial ni convencional; ni alternativo ni complementario. Soy un médico que busca despertar la capacidad de autocuración en la persona enferma, acompañándole desde el lado humano.

El doctor no es el que cura, el doctor es el que enseña

La palabra doctor viene del latín “docere” y significa enseñar. De ahí deriva docente, y por eso hay doctores en medicina, en historia, en filosofía, etc.

Sólo desde la arrogancia médica se puede considerar que los médicos curamos. La labor del médico no es curar, sencillamente, porque no podemos curar, sino acompañar al enfermo mientras su organismo se va curando. De paso, podemos enseñarle y apoyarle en su proceso de curación.

Los antiguos hablaban de la “vis medicatrix naturae”: la fuerza curativa de la naturaleza. Los medicamentos, sean químicos o naturales, remedios de fitoterapia, de homeopatía, de antroposofía o las agujas de acupuntura no pueden curar. En cambio, pueden ayudar a despertar la curación del organismo y pueden potenciar su capacidad de autocuración o autorregeneración.

En el mismo sentido, con cualquier medicina, sea la que sea, solamente se cura lo curable por el organismo. Pongamos un ejemplo: Si dos personas toman el mismo medicamento para la misma enfermedad, puede que la capacidad curativa del organismo de la primera la cure, pero la falta del poder de autocuración de la segunda la lleve a la muerte.

Despertar y aplicar los factores de salud; ampliando el arte de curar

Cuando estudiaba cuarto de la carrera de Medicina estuve a punto de abandonar; me di cuenta de que en la facultad se enseñaba la enfermedad, sus síntomas, su diagnóstico, su pronóstico, su tratamiento… pero apenas conocía nada acerca de la salud, ni de cómo apoyarla o favorecerla. Comprendí que mientras las facultades de medicina no sean también Escuelas de Salud, el sistema sanitario actual permanecerá incompleto y discapacitado.

En el año 1980, trabajando como médico en Mallabia (Bizkaia), conocí la medicina higienista y descubrí la acción curativa de una alimentación saludable, del ayuno, del ejercicio, de la respiración, del contacto con la naturaleza, de la expresión emocional, de la quietud mental, de la meditación, etc. Me di cuenta lo importante que es que los pacientes pasivos se vuelvan “hacientes” o actuantes de su salud y así, algo más dueños de su destino.

En 1994 conocí la medicina antroposófica, que revela que el ser humano ha interiorizado en sí, como órganos, los mismos procesos que en la naturaleza existen como minerales, plantas y animales. Por eso, cuando un órgano enferma, se recomienda aplicar, sobre todo, remedios elaborados a partir de elementos de la naturaleza para que éste recupere o “recuerde” su buen funcionamiento.

Desde que terminé mis estudios en la facultad de medicina, me he formado y continúo formándome asistiendo a una infinidad de cursos y congresos médicos (ninguno de estos, por cierto, subvencionado por la farmaindustria). Siempre con la intención de ampliar la ciencia del curar, más allá de los moldes médicos al uso de los que me impregné en la facultad de medicina.

Los pacientes no son incautos ignorantes que se dejan embaucar por palabras bonitas. Son pacientes activos que buscan algo diferente o complementario a lo que reciben en el consultorio o en el ambulatorio y son finalmente ellos los que deciden utilizar tratamientos convencionales y/o tratamientos no convencionales eficaces para recuperar su salud.

“Primum non nocere”; antes de nada, no hacer daño

Soy médico y como tal trato a los pacientes con lo que considero más eficaz y al mismo tiempo menos perjudicial. Como decían los antiguos médicos “primum non nocere”; antes de nada, no hacer daño.

Nunca he engañado a ningún paciente, ni he mentido. A nadie he prometido la curación, ya que ésa es una capacidad inherente al organismo vivo, que se despierta cuando está en armonía con las leyes de la vida y la salud.

Tampoco me he enriquecido a costa de los crédulos pacientes. No he manipulado, utilizado o engañado a nadie, porque mi ética humana está muy por encima de ese umbral.

En mi práctica médica utilizo consejos de nutrición y hábitos de vida saludable. Si eso no es suficiente, acompaño con remedios de medicina naturista, fitoterapia y sobre todo de medicina antroposófica. Finalmente recomiendo algún remedio químico o la cirugía para tratar o simplemente aliviar, cuando los remedios anteriores no han sido suficientes para la curación. A veces se puede curar y otras sólo se puede aliviar y acompañar.

He constatado, después de más de 38 años de continuo trabajo y experiencia como médico, que una alimentación saludable, el ejercicio, el ayuno, la respiración profunda, la expresión emocional, la quietud mental y la terapia psicoemocional actúan curando las enfermedades. También he constatado que los remedios médicos antroposóficos, en diluciones homeopáticas, en concentraciones similares a las que se encuentran en nuestro organismo las hormonas, los neurotransmisores, la vitamina B12, o los oligoelementos (cobre, zinc, manganeso…), actúan y son eficaces, incluso en los bebés, sin que ellos tengan “consciencia” de ser tratados; sin mediar un efecto placebo.

Por ejemplo, la recomendación del consumo diario de vitamina B12 es de 2,4 microgramos al día, es decir 2,4 millonésimas de gramo; la de vitamina D es de 5 microgramos al día. Para un cuerpo de 60 ó 70 kilogramos ¿acaso no son dosis homeopáticas?

En medicina integrativa preferimos tratar con remedios naturales o medicamentos diluidos en dosis homeopáticas que apenas ocasionan efectos colaterales, dejando los medicamentos químicos en reserva. Yo personalmente, utilizo remedios de medicina antroposófica a bajas diluciones. Igualmente preferimos tratar un dolor de columna con osteopatía antes de intervenir quirúrgicamente. También tratamos con acupuntura o terapia neural tanto el dolor, como la enfermedad que la ocasiona. Sin descartar, por supuesto, la posibilidad de poder utilizar un medicamento químico o de intervenir quirúrgicamente en un momento dado.

Remedios que se obtienen de la Naturaleza

Muchos medicamentos de la medicina convencional han surgido de las plantas o sustancias naturales: la digoxina (para el corazón), la ergotamina (frente a la migraña), la atropina (en anestesia), la colchicina (antes en la gota y ahora en enfermedades inmunológicas o como antitumoral). La vinblastina y la vincristina, se extraen de una planta, la vinca; y el taxol (que proviene del tejo) se utilizan como antitumorales. La morfina (procedente del opio), la codeína para la tos, la penicilina que se sintetizó a partir de un hongo…etc. La ciclosporina, un fármaco inmunosupresor usado en el trasplante de órganos para prevenir el rechazo, es producido por un hongo. El principio activo de la aspirina, el ácido acetilsalicílico, se aisló de la corteza del sauce. Las cumarinas (anticoagulantes) se descubrieron a partir del trébol dulce fermentado, que producía hemorragias en los animales que lo ingerían. La metformina, antidiabético muy utilizado actualmente, se aisló de una planta que se usó para el tratamiento de la diabetes en Europa durante la época medieval. Estos sólo son una muestra de los medicamentos convencionales, utilizados en la medicina “oficial” y surgidos de la naturaleza.

Además, los enfermos buscan en general los tratamientos naturales menos iatrogénicos (que ocasionan menos efectos secundarios o daños colaterales). También procuran un apoyo psicoemocional que no alcanzan a recibir en una consulta de 6 a 10 minutos de media.

¿Quién asume las muertes que causan ciertos medicamentos?

“Mala praxis”, desafortunadamente, la hay en todas las ramas de la ciencia y de la medicina; ¿Acaso no se mueren personas por la medicación o por una intervención médica o quirúrgica no adecuada? ¿Acaso no se han retirado medicamentos después de causar miles de enfermedades graves o muertes? ¿Acaso lo que hoy se considera científico no será contemplado mañana como desfasado y sin consistencia? La utilización de medicamentos tiene sus riesgos y se considera que sólo se informa del 1% de los casos de los efectos adversos de los medicamentos.

El poder farmacéutico y sus correas de transmisión

Se sabe que la mayor parte de las revistas médicas o las asociaciones de pacientes están siendo subvencionadas por las casas farmacéuticas con la consiguiente perdida de imparcialidad y objetividad que exige como base toda ciencia. Se convierten con ello en correas de transmisión del poder farmacéutico. ¿Acaso el médico de hoy tiene información objetiva, parcial y humana sobre las enfermedades y sobre cómo tratarlas? ¿Acaso las opiniones críticas a la medicina oficial tienen cabida en las Facultades de Medicina de nuestro país?

No es científico opinar sobre algo que no se conoce o no se ha experimentado. Quien se arroga la capacidad de indicar cual es la medicina que cura y cual es la que no, resulta ser sólo una víctima de su propia arrogancia.

Fundamentalismo científico

No se puede prejuzgar y alegremente condenar ya que en el momento en el que se opina sin conocer, uno deja de ser científico y se convierte en fundamentalista y dogmático de la ciencia.

No es lícito confundir a la opinión pública, a través de los medios de in-comunicación de masas, metiendo en el mismo saco terapias eficaces y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud con las practicadas por “vendedores de humo”.

Organización Mundial de la Salud (OMS) versus “Sana Inquisición”

Mientras la OMS aboga en su estrategia 2014-2023 por la Medicina Tradicional y Complementaria (MTC), la OMC (Organización Médica Colegial) de nuestro país ha abierto una nueva cruzada, salvaje y radicalmente opuesta a sus recomendaciones.

Estas son algunas de las recomendaciones de la OMS:

“Ayudar a los Estados Miembros a desarrollar políticas dinámicas y aplicar planes de acción que refuercen el papel de la medicina tradicional en el mantenimiento de la salud de las personas”(…) “Alentar a los profesionales sanitarios convencionales a que amplíen sus conocimientos sobre utilización de la Medicina Tradicional y Complementaria (MTC)” 

(…) Promover el respeto, la colaboración y el entendimiento mutuos entre los profesionales de la medicina convencional y la MTC” (…) “Fortalecer la educación interdisciplinaria y la práctica en colaboración entre profesionales de medicina convencional y de MTC, con un enfoque centrado en la persona” (…) “Aprovechar las posibilidades de la MTC para contribuir a mejorar los servicios de salud y los resultados sanitarios”.

Así, mientras la OMS, máxima institución de la salud a nivel mundial, promueve el respeto, la colaboración y el entendimiento entre los diferentes profesionales médicos, la “sana inquisición” iniciada en este país, está dispuesta a cortar cabezas disidentes.

Para algunos profesionales médicos, lo más difícil es respetar a los que piensan distinto. ¿Por qué se empeñan en hacer que lo distinto se vuelva contrario, en vez de contemplar que lo distinto sea complementario?

Medicina desintegrativa y “farmafia”

Mientras países de nuestro entorno (Francia, Alemania, Suiza, Holanda, Estados Unidos, Portugal, entre otros) están reconociendo la medicina tradicional, complementaria o integrativa y hospitales prestigiosos como el Anderson de Houston, la Clínica Mayo, la Lukas Klinik de Suiza, el Royal London Hospital, o los centros de medicina integrativa de las Universidades de Colorado, Arizona, Wisconsin o Ginebra abogan por integrar lo mejor de la medicina convencional con lo mejor de la tradicional o complementaria, en nuestro país un grupo de “salvaguardas de la ciencia” está empeñado, no en integrar la medicina, sino en desintegrarla. Lo que sospecho (y no soy una persona dada a pensar mal de la gente) es que son correa de transmisión de cierta industria farmacéutica. Por lo visto, también en esto “Spain is diferent”.

Respeto a la industria farmacéutica (farmacia), que busca el alivio de la enfermedad a través de desarrollar medicamentos eficaces, pero no, a la que sin ética, busca el enriquecimiento sin límites, y con procedimientos fuera de toda ética humana (actualmente se la denomina farmafia).

OMC, ¿Quo vadis? ¿Adónde vas?

Un pequeño número de médicos, en representación de la Organización Médica Colegial (OMC), se ha arrogado sin ningún derecho, el privilegio de actuar inquisitoriamente sobre los médicos que como yo actuamos honradamente de acuerdo al Código Deontológico Médico y al juramento de Hipócrates apoyando a los enfermos en su propio camino de autocuración.

Un escrito de la OMC me encasilla, sin yo saberlo, como parte de una secta, la medicina antroposófica. Considera además que la acupuntura milenaria es una “pseudoterapia”; a la terapia neural la llaman terapia “neutral” y a la medicina tradicional china la denomina “medicina tropical china”. Enjuiciar a la psicoterapia gestalt como pseudopsicoterapia, y considerar que el yoga, la meditación y el mindfulness son técnicas utilizadas por “movimientos sectarios” y “herramientas de manipulación psicológica” es atacar indiscriminadamente a una parte de los profesionales de la salud, entre ellos muchos médicos.

Pago mi cuota de colegiado desde hace muchos años y por ello me sorprende que mi dinero sea utilizado para denigrar y difamar mi acto médico y para degradarme, de paso, como ser humano, calificándome de “mercachifle” o de “vendehúmos”.

Soy médico y no quiero que me encasillen dentro de la dicotomía: “convencional versus alternativo”. Soy médico y como tal, trato a los pacientes con lo que considero más eficaz y menos perjudicial, recurriendo a los medicamentos químicos o recomendando una intervención quirúrgica cuando considero adecuado y necesario. No estoy en contra de la medicina convencional y también la practico.

Por todo eso y porque sencillamente es una cuestión de dignidad y sentido de la justicia, pido respeto, reivindico respeto, exijo respeto por mis prácticas.

Subrayar que Ola Raknes, psiquiatra noruego, afirmaba que un buen terapeuta tiene que tener como cualidades las tres haches, humanidad, humildad y humor. Y para finalizar, mi deseo que los médicos cultivemos la humanidad para ponernos en el lugar del compañero, la humildad para no caer en la trampa de la arrogancia médica, y el humor porque como médicos, no somos tan importantes, ni tan imprescindibles para la curación.

“Médico, cúrate a ti mismo…”
Proverbio hebreo antiguo que es citado en Lucas, 4, 23.

¡Salud-os!

Dr. Karmelo Bizkarra Maiztegi
Centro de Salud Vital Zuhaizpe, Agosto de 2017

 

To read this article in English click here.

Pour lire cet article en français, cliquez ici.

Per llegir l’article en català cliqueu aqui.

 

 

59

Comentarios

  1. Lluisa Ochoa  agosto 31, 2017

    No sufras Karmelo que somos muchos los que reconocemos la labor de entrega y servicio de MEDICOS como tu, que solo pueden trabajar guiados por el bien comun. Que las voces del vacio no mermen tus energias para seguir haciendo el bien a la humanidad. Un abrazo

    responder
  2. claudio  agosto 31, 2017

    Gracias Dr. Karmelo, es un ser que trae la luz que necesita el mundo.

    Saludos Cordiales
    Claudio

    responder
  3. Gabriela  agosto 31, 2017

    Es usted un ser maravilloso! Todo mi respeto.

    responder
  4. Lila  agosto 31, 2017

    Asi se habla Karmelo, gracias por poner en palabras lo que muchos pensamos. Te admiro como profesional y sobre todo como persona. Gracias por aportar tu color a la vida. Ojalá pronto nos llenemos de ese respeto, humanidad, humildad y humor del que nos hablas. Un fuerte abrazo

    responder
  5. Sofia  septiembre 1, 2017

    Una bella una grande, se encuentra en Zuhaizpe. Llena de luz, calor y armonía…nunca desamparado te sientes pues ella es VIDA.
    Así la sentí de nuevo…

    responder
  6. Paca López Labaña  septiembre 1, 2017

    Muy bien explicado ( para quien quiera entender).
    Mi experiencia de salud avala lo expuesto por el doctor Karmelo Bizkarra.

    responder
  7. Paca López Labaña  septiembre 1, 2017

    Mi experiencia avala lo expuesto por el doctor Karmelo Bizkarra.

    responder
  8. carmen  septiembre 1, 2017

    Enhorabuena Karmelo.
    Si hubiera mas gente como usted , habria seguro mas salud y menos costes en sanidad. No cambie y siga luchando, algunos si lo entendemos , agradecemos y respetamos. Un saludo

    responder
  9. Pilar Sandoval Aguado  septiembre 1, 2017

    Muchas gracias por lo comunicado en tu carta.

    Con mucho por aprender todavía y siempre, y desde mi actividad como psicoterapeuta de Integración psico-corporal, me adhiero a lo que explicas.

    GRACIAS y un CORdial SALUDo

    Pilar

    responder
  10. Josune  septiembre 1, 2017

    Eskerrik asko karmelo, aurrera.

    responder
  11. Transito Martin  septiembre 1, 2017

    Gracias Carmelo , he conocido la medicina de cerca , y apuesto por la medicina alternativa , sigue adelante , estoy contigo . Un saludo

    responder
  12. Fernando  septiembre 1, 2017

    Querido Karmelo.
    Eres un gran profesional y mejor persona
    Estoy en total acuerdo con lo que dices
    Mi vida cambio hace 25 años y tú fuiste una de las razones. Salud y Armonía. Abrazo enorme. Un mañagueño

    responder
  13. Julia Corredor  septiembre 1, 2017

    Hace ya algunos años visité Zuhaizpe y tuve la gran suerte de conocer a una gran persona como tú Karmelo, un gran profesional, rodeado de un equipo formidable. Los efectos positivos de tu buen hacer siguen vivos en mi día a día tras los años que llevo sin verte ni gozar de esa maravillosa casa de salud de Zuhaizpe. Siempre tendrás todo mi respeto, mi reconocimiento, mi admiración y mi cariño. Sé que no te va a debilitar ninguna crítica ni ataque por directo que sea, cuanto mayores sean éstos, más claro queda que lo estáis haciendo muy bien! GRACIAS Karmelo. Desde Barcelona con todo mi agradecimiento. Julia.

    responder
  14. juan  septiembre 1, 2017

    El emporio de los laboratorios Boirón no forma parte de la industria farmacéutica?

    responder
    • Isabel Romero de la Osa  septiembre 3, 2017

      Por supuesto. Tambièn los laboratorios homeopáticos viven de la producción y venta de medicamentos. Todos cobramos por nurstro trbajo.
      ¿O usted, Juan, trabaja sin cobrar y vive del aire?

      El problema consiste en que ante la existencia de terapias igual y a veces más eficaces y con menos efectos secundarios que la convencional, la farmacéutica química pierde rentabilidad.

      responder
  15. Elena Subijana  septiembre 1, 2017

    Todo mi reconocimiento y mi gratitud por tu manera de ejercer como médico. Valoro tu profesionalidad y tu humanidad, desde mi experiencia de haber sido tratada por ti.
    Agradezco que apliques y difundas una visión de la medicina que hace hincapié en fomentar la salud y enseñar a las personas a cuidarse en salud.
    Ojalá que el avance de la medicina fomente la integración de lo mejor de cada enfoque, sin dogmatismos, ni intereses ocultos.
    Y puestos a pedir, veo necesario que se destinen más recursos públicos para la investigación científica de este tipo de factores de salud, ya que las empresas farmacéuticas solo invierten en investigar sobre medicamentos que luego puedan vender. Ninguna estaría interesada en hacer un estudio sobre los beneficios del ayuno, de una dieta de frutas, o de crudos…
    Gracias y mucho ánimo para seguir adelante.

    responder
  16. Francisca Truyol Pons  septiembre 1, 2017

    Karmelo Hace unos 29 años te conoci en Palma de Mallorca ,distes una conferencia y ya me encanto todo lo que dijistes,luego desde Menorca vine hace 28 años a tu casa Zuhaizpe esperimente el primer ayuno fue un exito,y tambien hace 28 años que nos hablastes de el libro de Louise l Hay Uste puede Sanar su vida,ya lo compre la nonbro por que hace dos dias que se ha ido al Cielo. Bueno Karmelo espero un dia volverte a ver.Un abrazo.

    responder
  17. Joserra Blanco  septiembre 1, 2017

    Querido Karmelo: maravilloso texto en el que nos sentimos representados quienes, como tú, compartimos esta visión del hombre, de la medicina y de la salud. Mi gratitud, también, por la generosidad y la valentía del hermoso gesto que supone tu escrito. Un gran abrazo.

    responder
  18. Miren Larrea  septiembre 2, 2017

    Ánimo Karmelo! Sigue tu camino, que estás haciendo mucho bien!

    responder
  19. José augusto  septiembre 2, 2017

    Obrigado, muito

    responder
  20. Joxemi  septiembre 2, 2017

    Entiendo y comparto tu (vuestra) indignación y defensa.
    No estás(is) sólo(s). Es un ataque que tiene muchos frentes y básicamente está dirigido contra todo aquello que no deje beneficios dinerarios en determinados bolsillos. Promueven como único principio el maximizar y acumular riquezas materiales, sin sitio para ningún valor o ética. Es un “todo vale” con tal de TENER más, no de SER mejores.
    Ánimo, adelante y gracias por el escrito.

    responder
  21. Mª Mar  septiembre 2, 2017

    Gracias Karmelo por ser uno de los profesionales de la salud que me acompañas en mi proceso de sanación
    Mi total apoyo por una vision integrativa que no integrista de la medicina.
    Ole Ole y Ole por el articulo, no lo podias
    explicar mejor.

    responder
  22. Begoña Quevedo  septiembre 2, 2017

    Hola Karmelo!
    Acabo de leer tu artículo y no quería quedarme sin decir que como paciente tuya que he sido quiero agradecerte todo lo que me has enseñado en mi camino de la salud. Desde que te he conocido muchas de tus enseñanzas las tengo presentes y me dan mucha fuerza. Eres un ser divino que regalas luz. Me siento muy afortunada de haberte conocido.
    Un abrazo,
    Begoña

    responder
  23. María Jesús Alvarez  septiembre 2, 2017

    Es evidente que esa gente no conoce el trabajo que se desarrolla en Zuaizpe, o que estén a la orden del poderoso caballero Don Dinero.
    Los y las que hemos pasado por Zuaizpe, sabemos del BUEN HACER, del RESPETO y de la SANACIÓN con la MEDICIDA que tú ejerces, Karmelo.
    Sigue adelante, que el mundo necesita personas como tú.

    responder
  24. Marta Gandarillas  septiembre 2, 2017

    Cuando se habla desde la experiencia y desde lo más profundo del ser, desde la vocación del alma, solo hay verdad y sabiduría. Gracias por compartir esa sabiduría y por tu labor como médico.

    responder
  25. Ckaridad  septiembre 2, 2017

    ¡Hola! Encantada de saludarle. Aunque no nos conozcamos personalmente tenemos mucho que ver. Respeto y comparto todo cuanto dice. Muchas gracias por esa valentía, claridad y respeto con que expresa la realidad de nuestro mundo de hoy, fruto de la sociedad insana, cartesiana y materialista, necesitada de salud urgente.

    responder
  26. Ma. Angeles Holguin  septiembre 2, 2017

    Gracias dr. Por contar con medicos como usted. Habemos personas que no nos gusta mucho medicarnos y buscamos otros medios

    responder
  27. Miguel Ángel González Santana  septiembre 2, 2017

    Muchas gracias Karmelo y a todo Zuhaizpe, por la labor tan importante y humanitaria que están realizando. Muchas gracias por haberme ayudado, cuando tan mal me encontraba. Por favor Karmelo, continúen ayudando como hasta ahora en Zuhaizpe, mucha gente les necesitan. Un fuerte abrazo para todos ustedes, al estilo Zuhaizpe. Eskerrik asko Karmelo, aurrera¡ gero arte¡ desde Canarias.

    responder
  28. Maria-Asuncion Romojaro  septiembre 2, 2017

    Querido Karmelo
    Gracias por tu escrito cuyo contenido comparto y que muchos deberian leer..
    Fui mëdico especialista y ejercí en un gran hodpital hasta que sentí que aquello no era. .
    Hay un camino por delante..

    responder
  29. Ainhoa  septiembre 2, 2017

    Tan solo una palabra, Karmelo. GRACIAS! Todo tu conocimiento de la salud, del cuerpo humano, de la medicina y todo tu saber hacer es lo importante. El resto….cantos de sirena que se irán apagando ante las personas que creemos en lo integrativo. Que creemos en lo que suma y no en lo que resta. Pues eso….GRACIAS!!

    responder
  30. Kike  septiembre 2, 2017

    Buenas noches Karmelo,
    Totalmente de acuerdo contigo, pero a quien dirijes la carta? al mundo?, a la sociedad de consumo?.
    Un abrazo,
    Enrique Arribas

    responder
  31. Sanergiatheworld  septiembre 3, 2017

    Solo un ser humano como usted puede ayudar al resto de seres humanos, su gratitud, su amor, le dejan fuera de duda, verdad solo existe una, y lo que das lo recibes multiplicado, sigue tu camino ser de luz, no mires atrás , ya que en sal no te convertirás. Namaste que Dios Te Bendiga.

    responder
  32. Yolanda B.B.  septiembre 3, 2017

    Que bien el saber que usted esta y poder seguirlo en todas sus conferencias. Gracias Karmelo!!

    responder
  33. Inmaculada  septiembre 3, 2017

    Grande, Karmelo, adelante!!!!

    responder
  34. marisa  septiembre 3, 2017

    Gracias por existir. Y por inspirarnos para dejar de ser un borrego más. Ya no es sólo por la salud,si no,por tu valentía y autenticidad.Yo también soy tú. (No como tú, eres único). Cada día más. Un poco más,y unos pocos más! Abrazo.

    responder
  35. Ingrid  septiembre 3, 2017

    Me enamoré hace muchos años de la filosofía del Dr. Edward Bach referente a la salud.
    Encontré en Zuhaizpe la práctica de esta filosofía y mucho más por un equipo de personas humanas, humildes y con sentido de humor.
    El hospital del futuro : santuario de paz, alegría, fe y conexión con uno mismo a todos los niveles ( cuerpo, mente, emociones y alma).
    Gracias por acercar este hospital del futuro a todos nosotros.
    Un fuerte abrazo!

    responder
  36. Emilio Diaz  septiembre 3, 2017

    He leído el artículo de mi colega Karmelo t y estoy de acuerdo y comparto con el casi todo lo que dice .Le felicito por que es un médico valiente,humanista e integro,crítico con los colegas soberbios y arrogantes que se creen que están en posesión de la verdad absoluta.Tambien tengo una visión integraría de la salud y la enfermedad y estoy muy decepcionado de la “mejor”medicina del mundo,como están todo el día pregonando los medios de confusión e incomunicación en España este.etc…

    responder
  37. Xesús X. Rico  septiembre 4, 2017

    La cientificidad no lo es todo, pero es muy importante.
    El problema es que los intereses espúreos, alentdos por las farmacéuticas y la irresponsabilidad política, se han adueñado -espero que transitoriamente- de una parte de la comunidad médica.
    Están usando una visión restringida decimonónica del concepto de ciencia y deberían hacer un curso de actualización de Epistemología. Quizás, así, podrían dejar de ser abducidos por la arrogancia.
    Porque apelar a la nomenclatura científica no te hace científico. Obviamente, no podrían sustentar lo que han estado afirmando ateniéndose a una verdadera conceptualización contemporánea de lo que es la ciencia.
    La media mediocre de una comunidad suele igualar neciamente lo más elevado de la humanidad con lo más bajo. Y estos están haciendo lo mismo intentando hacer aparecer como idénticos a los farsantes de la sanación con las expresiones más elevadas y fundadas del mundo médico, que están en condiciones objetivas de mejorar significativamente los recursos para poder alcanzar un mayor estado de salud de la Humanidad.
    Ánimo, doctor!

    responder
  38. Loli Hdez  septiembre 4, 2017

    Gracias por tu honestidad, y por tu humor, me encanta!!! respeto y admiro tu trabajo. Gracias por estar ahí, haciendo que muchos aprendamos a vivir mejor, que de eso se trata!!!
    LOLI HERNÁNDEZ

    responder
  39. Llum G.J.  septiembre 4, 2017

    Karmelo, este verano tuve la inmensa suerte de pasar quince días con vosotros en el centro Zuhaizpe y me di cuenta de la gran labor médica y humanitaria que realizáis allí. Sin duda, esa experiencia ha mejorado mi vida y la ha vuelto más rica y feliz. Te animo, os animo a todos a seguir adelante. El mundo necesita personas como vosotros para ser un lugar mejor… y Zuhaizpe seguirá siendo un paraíso en la tierra!
    Un gran abrazo con mi agradecimiento infinito y mi cariño!!

    responder
  40. Javier  septiembre 4, 2017

    Me llega esta carta a través de amigos en Facebook. No tengo ningún conocimiento ni contacto con Zuhaispe, pero sí que sentía desde hace meses una persecución neurótica a través de emisoras de radio, el periódico El País (qué gran sorpresa y decepción!!!!), etc, de todo tipo de medicinas y terapias que no se ajustaran a una única vía santificada por la industria farmaceutica, y que esa persecución beligerante luego se extendía a los círculos más cercanos e íntimos. No lo entendía pues comencé a recibir homeopatia en los años 80 y gracias a ello hoy no tengo secuelas como sí que tienen amigos y amigas que a base de corticoides, operaciones para cortar y demás, tienen una vida más que limitada. Incluso he tenido que oir en una reunión de trabajo que a pesar de ser yogui puedo ser una buena persona, dando a entender mi pertenencia a una secta. ¿Desde cuando las cosas se habían puesto del revés?.
    Gracias doctro Karmelo Bizkarra por dar un poco de luz y permitirme entender QUÉ está pasando. Ahora me quedo más tranquilo. Gracias

    responder
  41. lola  septiembre 4, 2017

    Gracias Karmelo por tus palabras. Tú siempre ahí, luchador nato con humanidad, humildad y sobretodo, tu inseparable buen humor.

    Lola

    responder
  42. Manuel Lopez  septiembre 4, 2017

    La cuestion esta muy clara;todo parte de un concepto cientificomercantilista.Utilizando la ciencia en un aspecto dogmatico y partidista y con una pobre vision de lo que realmente significa la salud no teniendo encuenta,interesadamente,lo que la propi naturaleza es capaz de hacer para autorepararse y regenerarse a poco que se le de una oportunidad,cosa que la medicina oficial no permite atiborrando de farmacos,que dejan un buen dinero,a diestro y siniestro y causando a veces mas problemas de los que soluciona.La gran parte de los medicos no son mas que diispensadores de quimica alejados de la mas minima humanidad.Olvidan que lo que ayer se dio por bueno o malo ,hoy se descubre el error de lo postulado hbiendo dejado por el camono sufimiento irreparable en aras de una SAnta medicina.Menos arrogancia,mas humanismo y un concepto mas holistico de la vida de los seres humanos.No estoy ,para nada en contra de ciertos aadelantos medicos que salvan vidas,pero no puedo comprender el ataque a algo que no conocen y que consideran,por ignorancia,sectas estando estas muy lejos de esta indole de cuestiones.ADELANTE KARMELO.GRACIAS

    responder
  43. Nallely Gonzalez  septiembre 4, 2017

    Mis respetos para este valioso doctor y gran ser humano, que es Karmelo Bizkarra. Me encantaria que hubiese mas persnas como usted que nos ayuden a ser seres mas concientes de nuestro potencial sanador. Gracias por existir!!!

    responder
  44. Irene Olid González, (pintura terapeutica)  septiembre 5, 2017

    !!! FINALMENTE !!! encuentro escrito por un Médico algo sensato, con rigor, coherencia científica y al alcance del sentido común de cualquiera… menos, para nuestra vergüenza y desgracia, de los que ocupan la Dirección del Colegio Médico Español, donde estas
    cualidades brillan por su ausencia!!!!

    En hora buena Karelo!!! ” Nobleza obliga”…!

    responder
  45. Irene Olid González, (pintura terapeutica)  septiembre 5, 2017

    En hora buena Karmelo!!!

    responder
  46. Alberto Martínez  septiembre 5, 2017

    Ojeando un libro me llamó la atención cuando leí “Aquel que no sabe involucrarse en los cuatro dominios del ser: Físico, Meltal, Emocional, y Espiritual, no merece ser llamado sanador, médico, doctor, o como se quiera expresar”, más adelante decía “El paciente escoge su enfermedad como un modo de aprender acerca de la vida, de forma que él/ella debe asumir la responsabilidad de la enfermedad. En esencia, el hombre y la mujer médicos no curan a nadie. El hombre y la mujer médico derivan la energía para colocar al paciente. Le ponen en contacto con sus ancestros y con el Gran Espíritu. Es entonces, responsabilidad del paciente ver cómo y por qué el/ella ha escogido la enfermedad, y dejarla.”
    Creo que las críticas sobre esta forma de entender la salud, la vida en definitiva, no son una mala señal. Creo que estamos siendo testigos del fin de un gran ciclo, y este tipo de críticas forman parte del proceso de resistencia esteril pero a la vez inevitable de quienes no son capaces de salir de su ignorancia ilustrada. En definicitva son, junto con sus actos, la prueba inequícova del final de lo que representan, los últimos coletazos a la desesperada, de la época oscura. Ahora son los Espíritus del Bosque los que nos alumbran, no perdamos la senda, y como dice el segundo acuerdo “No nos tomemos nada personalmente”.

    responder
    • JARA77  septiembre 6, 2017

      Me encanta este comentario, y estoy muy de acuerdo. La serpiente se revuelve… El consumismo en la Medicina convencional, se va a acabar… El ser humano, ya estám irando para otro lado,más HUMANO, más para SI MISMO !!

      responder
  47. Inma  septiembre 5, 2017

    Gracias Karmelo por ese pedazo de escrito que lo mire por donde lo mire, no tiene desperdicio!!

    Recibe un abrazo desde el sur de “Spain is diferent”.

    Que siempre fluyan en ti las tres haches.

    SyR

    responder
  48. Eguzki  septiembre 6, 2017

    Eskerrik asko guztiei eta aurrera!

    responder
  49. Jorge Juan  septiembre 6, 2017

    Muchos ánimos DOCTOR!!!!
    Personas como usted hacen que aún siga confiando en la humanidad.
    Usted ha logrado, pese a la distancia, cambiar algunos de mis hábitos,
    y los resultados, todos son positivos.
    Espero conocerle personalmente algún día.
    Saludos y un fortísimo abrazo!!!!!
    Jorge Juan

    responder
  50. juan carlos  septiembre 7, 2017

    Gracias por este post en defensa de la humanidad, la humildad y e humor. No me cabe duda que usted las practica!
    gracias por expresarlo abiertamente, hoy que tanto en contra hay en nuestra “Spain is diferent”
    desde el sur
    un abrazo

    responder
  51. Aurora Manrique  septiembre 7, 2017

    Kaixo Carmelo. Muy bien dicho. Te apoyo totalmente a ti y a l@s que estamos ppr LA SALUD. Desde luego que nuestro organismo se recupera, si lo sabre yo. Aurrera!!! Y GRACIAS po tu teson y gracia.

    responder
  52. JAVIER ZORNOZA  septiembre 8, 2017

    Karmelo, gracias por tus reflexiones. Como siempre, están repletas de conocimiento y de conciencia. Y de energía vital. ¡Ánimo!

    responder
  53. Karmen Urizar  septiembre 13, 2017

    Oso ondo dakizulako, egiten duzuna
    Egiten duzuna, oso ondo egiten duzulako
    Jarraitu horrela (h)umiltasunez laguntzen
    gure osasuna hobea izan dadin
    Jarraitu horrela humanitatez laguntzen
    gure bitzitza hobea izan dadin
    Jarraitu horrela (h)umorez laguntzen
    integralak, oso-osokoak izan gaitezen
    Jarraitu AURRERA Karmelo!!!
    Zurekin eta Zuekin gaude!!!
    Besarkada eta musu handi bat Zuhaizpeko ekipoari ….Anbototik!!!

    responder
  54. Dulce María Cova Arzuza  septiembre 17, 2017

    Muy breve: un VERDADERO MÉDICO, consciente y con una actitud íntegra hacia el objetivo final, que no es otro que la curación de la especie humana. Mis respetos!

    responder
  55. YOLINDA  septiembre 18, 2017

    SOY VENEZOLANA,,,DIABETICA,HIPERTENSA, Y ASMA BRONQUIAL HAY AQUI EN VENEZUELA UN CENTRO,,,,,,,,,,GRACIAS

    responder
  56. David  octubre 24, 2017

    Gracias por tus palabras y mucha fuerza para seguir adelante como hasta ahora !!!

    responder
  57. Connie Guzman  febrero 6, 2018

    Excelente respuesta a un articulo que condena sin consideración alguna la medicina alternativa, que de hecho ha dejado innumerables testimonios de gente que ha encontrado su cura a muchos males. Como Usted dice no se debe condenar la medicina tradicional, se debe alternar con la convencional para logra el efecto que todo medico de buen corazon, que tenga en su haber las tres Hs, para poner en practica su misión. Totalmente de acuerdo con la prevención de las enfermedades, siempre es mejor que entrar a los hospitales a ser el conejillo de indias de las farmacéuticas, porque si esta comprobado hasta la saciedad que en muchos casos es peor la medicina que la enfermedad…que cada cual escoja el mejor tratamiento, un buen medico, uno con humanidad, humildad y humor para ayudar a sus pacientes a conseguir la cura de sus males! Gracias por su contribución a la ciencia, ha aclarar las dudas y a tener mejores conocimientos acerca de nosotros mismos y nuestras opciones de salud y vida….

    responder

Añadir un comentario