Scroll to top

Zanahorias, luces que nacen de la oscuridad

Tiempo de lectura: 4 minutos

El naranja, desde una visión occidental y contemporánea, no sólo es considerado el color de la comunicación, de la extroversión, de la diversión y de la sociabilidad, también es complementario del azul en la rueda cromática, mezcla del rojo y del amarillo…

El llamado azafrán, en India, es un tono que se corresponde con las ropas de Buda, con la transformación o con los cálidos cielos del atardecer. Y ya en un plano mucho más mundano, sirve para advertirnos, desde los semáforos, de que algo está a punto de cambiar o, para invitarnos, desde la cocina, ¡al mordisco de las ricas zanahorias!

Soles subterráneos

Es toda una paradoja que las verduras raíz que nacen y crecen dentro de la tierra, como es el caso de estas hortalizas, adquieran un brillo cromático tan potente. Enseguida surge la pregunta: ¿Cómo puede florecer de las profundidades más oscuras un fruto de tonalidad tan atractiva, tan lleno de luz solar, de energía vital y de vida?

Pues porque la luz solar y su acción, en esta planta en concreto, baja a través de sus hojas y tallo hacia la raíz. En la mayoría de los vegetales, el impulso floral está en la parte superior y son los frutos, con sus colores, los que reciben directamente la influencia solar. Sin embargo, en la zanahoria, pasa justo a la inversa; la luz naranja del sol la enciende, y sus raíces, que “sensan” y captan el estado de la tierra, se nutren de toda esa energía vital.

Una antigua medicina

De cultivo bianual, la zanahoria es originaria de Afganistán, aunque es en China donde más se produce. A la Península Ibérica llegó a través del Norte de África, durante la época de dominio musulmán. A América, en el siglo XVII. 

Tenemos constancia de que ya en el 3000 a. de C se conocía, aunque antiguamente no se cosechaba para comer, sino por sus hojas y semillas. Concretamente, en el siglo I, se utilizaba con fines medicinales.

Si tienes la cabeza muy saturada…

Actualmente, la zanahoria se encuentra en los primeros puestos de la lista de verduras más recomendables.  Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los betacarotenos que contienen ayudan a la prevención de ciertos tipos de cáncer.  Pero vamos al detalle, porque si las desmenuzamos con sutileza y las miramos con lupa, veremos brillar la púrpura de su matiz más antiguo, en sus muchas propiedades.

Las verduras raíz influyen directamente en lo que llamamos el Sistema Neurosensorial (cerebro, sistema nervioso central y órganos de los sentidos). De ahí que estén especialmente indicadas para llevar mejor las épocas de exámenes o aquellas situaciones de gran saturación o estrés mental. Además, la vitamina A que surge de la transformación de sus betacarotenos, contribuye a la buena salud de la retina visual y de las mucosas de los órganos internos.

Para los dientes, ¡de perlas!

En general, morderlas y masticarlas (ecológicas, crudas y bien lavadas) hace que el riego sanguíneo de la boca sea mejor y vayan de perlas para prevenir las caries. A los niños pequeños, comer zanahorias les ayudará a que su arcada dentaria se forme correctamente y, en general, a tener buena salud bucal en el futuro. 

Comer con propiedad ¡ES!

Todo eso y más: Alto contenido en fibra y agua, sales minerales, almidones ligeros… Y como colofón, ya los hemos mencionado: ¡sus maravillosos betacarotenos, que son exquisitos antioxidantes y como tales, ponen mucho de su parte para evitar el envejecimiento prematuro!

Pero no nos vamos a quedar en el ático, porque si bajamos a la zona metabólica, donde tienen lugar los procesos digestivos, y nos tomamos un zumo de zanahoria, notaremos su eficacia, por ejemplo, en las diarreas. Asimismo, gracias a la pectina, su ingesta nos ayudará a atrapar el colesterol

En resumen: cocida o en puré, con calabacín o calabaza, cruda o al vapor, la zanahoria es uno de los mejores remedios caseros cuando hay problemas intestinales moderados o graves

Arcoíris enraizados

Ya sabéis que en Zuhaizpe os animamos a comer colores, aromas y formas naturales para interiorizar esa energía sutil que mayormente contienen los alimentos crudos. Pues bien, la protagonista de este post es un auténtico arcoíris porque, según la época del año en la que la cosechemos, veremos variar considerablemente su tonalidad. 

Hay una teoría que afirma que su naranja actual viene del cruce de dos variedades; una más rojiza y la otra, amarilla, y que dicho encuentro se realizó con el fin de obtener el “orange” para coincidir con el símbolo de la casa real holandesa. Pero lo más curioso es que las zanahorias no siempre han sido naranjas. El púrpura, el amarillo, el rojo, el blanco o incluso el negro han dejado su impronta en este tímido vegetal. Y es que él, como muchos seres humanos, encuentra en la oscuridad más profunda la morada perfecta para convertirse en luz.

PD: Como lo prometido es deuda, aquí os dejamos un entrante de “Las recetas de Zuhaizpe”. Si estáis interesados/as en recibirlas todas, no dejéis de subscribiros a nuestro blog desde esta misma página.

CREMA DE ZANAHORIA

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 600 gr de zanahorias
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva virgen extra ecológico (AOVEE)
  • Especias al gusto (provenzales, cúrcuma, canela…)
  • Tamari
  • Una pequeña porción de cebollino o perejil (solo para decorar)

ELABORACIÓN

  • Lavar las zanahorias. Si no son ecológicas, pelarlas bien.
  • Trocear y ponerlas en una cazuela (mejor de barro, hierro o acero inoxidable).
  • Pelar las cebollas y cortarlas a tiras. Añadirlas a la cazuela y cubrirlas mínimamente con agua. 
  • Una vez al fuego, esperaremos a que el agua esté hirviendo y cuando lo haga, bajaremos la llama al mínimo y dejaremos que las zanahorias se vayan poniendo blanditas.
  • Cuando estén bien cocidas, las pasaremos por la batidora. En ese mismo momento, añadiremos aceite al gusto (esto es muy importante para que haya una correcta asimilación de betacarotenos/vitamina A). También le daremos un poquito de sabor agregando un chorrito de tamari. Igual haremos con las especias, que seleccionaremos a capricho. Para nosotros son acertadas las provenzales, la cúrcuma o la canela, entre otras muchas. 
  • La textura de la crema, que finalmente dejemos, será cosa de cada cual. Para quitar espesura y ganar liquidez, tan solo tenemos que aumentar un poco la cantidad de agua, removiendo vivamente para que quede bien incorporada.  
  • Finalmente serviremos la crema en un cuenco o en un plato hondo que decoraremos con un toque de cebollino o perejil, lo que tengamos más a mano. El verde dará un bonito contraste al naranja, siendo una combinación, además, bien natural.

¡Buen provecho!

Equipo Viviendo Zuhaizpe

8 comentatios

  1. María Eulalia

    Me interesa ,alguna receta que hacéis.

    • Zuhaizpe

      Hola, M. Eulalia! Tenemos intención de publicar mensualmente un post sobre alimentación saludable en el que iremos incluyendo “Las recetas de Zuhaizpe”. Si deseas recibir ese y otros contenidos en tu correo personal, no tienes más que suscribirte a nuestro blog. Lo puedes hacer desde esta misma página. Un abrazo y muchas gracias por leernos!

  2. Maisi Batista Vega

    Me encantaría recibir recetas ya que estoy empezando a familiarizarme con esta alimentación y este verano será la primera vez que esté en Zuaizpe.
    Un saludo

    • Zuhaizpe

      Hola Maisi! Si vas a realizar una estancia semanal en Zuhaizpe aprenderás muchísimo sobre la línea de alimentación higienista que aquí os proponemos y que practicamos. También te llevarás recetas de la mano de Julio Arroyo, actual responsable de cocina y un gran experto en agricultura biodinámica. En su taller, tendrás la oportunidad de aprender y resolver dudas sobre alimentación. Luz y Pino, también del equipo de cocina, realizan otro taller, normalmente los viernes. Otras dos joyas. Y el Dr. Karmelo Bizkarra, como colofón, acostumbra a dedicar una de sus dos charlas semanales al arte de la alimentación. Puedes encontrar sus conferencias en nuestro canal de YouTube. Seguro, te serán de gran ayuda en estos momentos. Además, en nuestra web, iremos colgando mensualmente un post: “El alimento del mes”, que como en este caso, vendrá acompañado de una de las recetas de Zuhaizpe. Así que a tu salida, no vas a tener excusas para no cocinarte de manera saludable y “bien rica” 😉 Encantadas de que vengas. Aquí te esperamos. SALUD-OS!

  3. Maria

    Me gustaria recibir mas informavion de vuestro centro para poder venira apendrer y curarme de muchas cosas Tengo 70 años y mi vida no a sido facil importantr informar de los precios MUCHISIMAS GRACIAS A TODOD

    • Zuhaizpe

      Hola María!En primer lugar, agradecerte el interés y animarte a que vengas a conocernos. Como sabrás, las estancias que realizamos son semanales, de domingo a domingo. Hay personas que vienen una semana, dos, tres… Dependiendo del proceso que cada una esté viviendo, de sus necesidades y de su disponibilidad. La temporada 2019 finaliza el 27 de octubre, así que aún hay tiempo. Para recibir los detalles del Programa de Salud envíanos, por favor, un correo a zuhaizpe@zuhaizpe.com Las tarifas dependen del tipo de habitación que elijas. Te lo explicarán muy bien Itziar o Edurne si prefieres llamar por teléfono al 626297484. Te enviamos un abrazo y todo nuestro cariño (y sí, “nadie dijo que fuera fácil.., pero sí posible vivir de otra manera”) ¡Te esperamos!

  4. […] A propósito de pistas de baile; os avisamos de que nos vamos a poner un tanto nostálgicos para recordar esos guateques de antaño donde el puerro, seguramente, se hubiera sentido el rey del mambo, entre patatas, cebollas y zanahorias (de las que hablamos, por cierto, en el post anterior). […]

  5. […] el puerro, la manzana, la naranja -que empieza-, el membrillo, la pera, la remolacha y también la zanahoria) son nutrientes que devuelven a nuestro organismo el calor y el color que ellos mismos han ido […]

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *