Scroll to top

Medicina Antroposófica y Espagírica

Medicina Antroposófica

Antroposofía viene de “antropos” (ser humano) y “sofía” (sabiduría o conocimiento).

Fue Rudolf Steiner el creador o iniciador de la antroposofía como visión del ser humano y del mundo en el que vivimos. Junto con la doctora Ita Wegman, creó las bases de una ampliación del arte de curar, tal como ambos definen la Medicina Antroposófica.

La sencillez de recordar al cuerpo su buen funcionamiento

El ser humano ha interiorizado, en forma de órganos, los mismos procesos que se encuentran en la naturaleza: minerales, vegetales o animales. Todo lo que ocurre dentro del ser humano es un reflejo de esos mismos procesos  que se dan en la naturaleza. Cuando alguno de esos sistemas falla o se desequilibra en nuestro cuerpo, el médico antroposófico recurre a remedios extraídos de la naturaleza que sirven de modelo para despertar, en el organismo enfermo, sus propias capacidades de autocuración. De esa manera, la base de la Medicina Antroposófica se sustenta en las leyes naturales, tratando de “recordarle” a la zona del cuerpo que está en desarmonía, cómo recobrar su buen funcionamiento.

Principios de la Medicina Antroposófica

En Medicina Antroposófica se utilizan principios activos naturales en forma de fitoterapia o preparados minerales, o en forma de diluciones homeopáticas bajas.

Dentro de las aplicaciones para la Salud, desde el enfoque antroposófico, se contemplan el masaje (Pressel y el rítmico) y las aplicaciones de compresas externas con remedios minerales o vegetales (fricciones, baños y envolturas). Dichas aplicaciones responden al protocolo de la Enfermería Antroposófica.

Como ayuda a la curación, se trabaja también con arteterapia, vía terapéutica que ayuda a modelar el cuerpo físico, el energético, el emocional y el “yo” en la búsqueda de mayor armonía o Salud.

La medicina antroposófica siempre comienza con un diagnóstico convencional. El médico o terapeuta, sin embargo, en lugar de guiarse únicamente por los síntomas de la “enfermedad”, atenderá a otros aspectos como los psicológicos, mentales y espirituales de lo vivido por la persona, así como a sus capacidades de autocuración y de desarrollo continuo. Se contempla el recorrido biográfico en las diferentes fases del ser humano.

El vínculo entre la parte física y emocional en el diagnóstico y en el tratamiento es uno de los principios fundamentales de la Medicina Antroposófica. Además, el médico o terapeuta observa la personalidad y las características del paciente en su conjunto, incluidos la complexión física y el lenguaje corporal: flujo de movimientos, forma de dar la mano, patrones de sueño, intolerancia al frío y al calor, ritmos de respiración y físicos, constitución corporal…

Los diferentes cuerpos que conforman el ser “humano”

El ser humano, tal como es contemplado por la Medicina Antroposófica, es una individualidad conformada por diferentes “cuerpos”: el cuerpo físico, que nos emparenta con el reino mineral de la naturaleza; el cuerpo energético, etérico o vital, que está emparentado con los vegetales que crecen y se desarrollan a nuestro alrededor; el cuerpo psicoemocional o anímico, que es una interiorización del mundo sintiente percibido por el mundo animal y el “yo” o sentido profundamente espiritual, cuya motivación de vida nos hace conscientes de nosotros mismos como seres individuales. La interrelación de dichos cuerpos es la clave para que la persona se sitúe en un estado de más Salud, cuando todos estén en armonía, o de menos Salud, cuando aparezca el desequilibrio o desarmonía.

Medicina Espagírica

«…por eso aprende la Alquimia, que de otro modo es llamada Espagiria, ella enseña a separar lo falso de lo justo».

Paracelso, Opus Paramirum

La espagiria surge con el gran médico Paracelso (1493-1541). Es una disciplina que tiene en cuenta, entre otras, la influencia de los procesos cósmicos en la Salud del ser humano.

El significado de espagiria, etimológicamente, proviene de “spao” (extraer, disolver) y “agéiro” (reunir, coagular), es decir, el “solve et coagula” de los antiguos médicos.

Principios de la Medicina Espagírica

En el interior de los medicamentos preparados, según los principios espagíricos, se concentran los procesos vitales que hacen que la planta o el mineral se exprese con esa forma y tenga una determinada función en la naturaleza.

No es tan importante la sustancia que se va a utilizar como medicamento, como su esencia, que nace de los procesos energéticos extraídos de la sustancia.

A través de la disolución (solve) y de la coagulación o condensación (coagula) de, por ejemplo, un vegetal, se extrae la esencia que hace posible que ese vegetal en concreto, tenga una forma, un color y unas características determinadas, más o menos visibles.

Los antiguos espagiristas, cuando recogían y elaboraban sus grandes remedios, tenían en cuenta los ciclos de la naturaleza, el momento de la recogida, la forma respetuosa de llevar a cabo la elaboración de la medicina e incluso, mantenían una actitud profundamente espiritual en los tiempos de transformación alquímica.

Disuelta la planta y extraído su principio vivo, éste es aplicado para nutrir al organismo y despertar en él las propias capacidades de autorregulación y autocuración.

Tanto la espagiria como la antroposofía contemplan al ser humano como un ser que participa de todos los procesos de la naturaleza y del cosmos. Es un microcosmos inserto en el macrocosmos, participando de ciclos paralelos que rigen la vida.

La enfermedad refleja con frecuencia desarraigo de la persona del medio natural circundante. Cuando el ser humano enferma, el médico utiliza elementos terapéuticos naturales, para restablecer la armonía del órgano enfermo con los otros órganos del sistema corporal y, la armonía de éste con los otros seres de la Naturaleza.

De todas maneras, la verdadera curación, no es la desaparición de los síntomas de la enfermedad sino que tiene quer ver con que el ser humano se encuentre en armonía con el macrocosmos del que toma parte y del que, tanto sustancialmente como sutilmente, se nutre.

WP RSS Plugin on WordPress