Scroll to top

Transitar la encrucijada emocional o cómo curar las relaciones y las emociones

La encrucijada emocional en el marco de la ayuda terapéutica profesional

La vida del ser humano es una verdadera encrucijada, un cruce de caminos; un lugar de confluencia de pensamientos, sentimientos, emociones, deseos, impulsos, sensaciones corporales… ¿Qué hacemos con ellos?

Con frecuencia, nuestra encrucijada no es un lugar de encuentro sino de desencuentro. Los pensamientos van en una dirección, en la opuesta corren nuestras emociones; los sentimientos y los afectos se encuentran perdidos y las sensaciones ni tan siquiera aparecen. Y no sólo eso, la trama se complica cuando nos topamos con la emocionalidad del otro, bien en el plano personal o profesional.

Las cuatro direcciones de la encrucijada emocional que aparecen en el horizonte son:

  • miedo-ansiedad
  • tristeza-depresión
  • rabia-violencia
  • alegría-euforia

¿Cómo podemos integrarlas, sin desintegrarnos?

Cuando elijo recorrer el camino de las emociones me abro a la vida y ésta se vuelve emocionante. Puedo aprender poco a poco a vivir la emoción no la conmoción. A partir de su comprensión las in-corporo (en el cuerpo), las integro y me apoyo en la fuerza que me dan. Desde ahí puedo ayudar a vivir al otro, en el equilibrio móvil de las cuatro emociones básicas.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *