Scroll to top

Alimentación saludable

¿Conoces las bases de una alimentación higienista y sus beneficios?

Una alimentación sencilla se digiere mejor. Por eso, la base de este tipo de alimentación es el régimen asociado, que se caracteriza principalmente por su simplicidad, dando especial importancia a las comidas sin muchas mezclas y se planifica partiendo de una buena asociación o combinación de los alimentos.

Las combinaciones correctas nos ayudan a mejorar la digestión.

Además, es una nutrición en la que los alimentos crudos adquieren un gran protagonismo, ya que su gran variedad de colores nos ayudan en la curación. En los crudos combinamos raíces, tallos, hojas, y frutos para utilizar todos los procesos vitales de las plantas en apoyo a nuestra Salud.

Los alimentos ecológicos (libres de tóxicos) y de la zona toman parte de nuestra propuesta para una alimentación saludable.

La dieta más sana nos aporta todos los nutrientes necesarios para la vida y nos ayuda a recuperar la vitalidad y la Salud. Pero, aunque la cantidad de calorías es importante, es más importante, lo es más aún,  si cabe, la calidad de los alimentos que ingerimos. Y los  vegetales nos aportan mucha energía vital y en general, sin tener tantos residuos como los alimentos de origen animal.

No solo es importante el qué comemos, sino el cuándo, el cuánto y el cómo, ya que todo ello influye directamente en nuestros procesos digestivos.  ¿Comemos por hambre o utilizamos la comida para “tapar” emociones de dolor, tristeza, frustración o rabia…?

¿Qué hay de comer en Zuhaizpe?

Con nosotros aprenderás nuevos hábitos de alimentación que podrás “llevártelos puestos” sin que eso suponga un aumento de peso. Todo lo contrario.

Durante tu estancia, podrás elegir entre tres tipos de dietas que te ayudarán en el proceso de desintoxicación: la dieta asociada (en la que se asocian los alimentos compatibles entre sí), la dieta de crudos (basada en frutas y ensaladas) el semiayuno o ayuno de seguridad, (a caldos y/o zumos) y el ayuno hídrico (con agua).

Tanto en la dieta asociada como en la de crudos se trata de comer color, alimentos vivos, ecológicos, naturales, sin procesar, de temporada… En definitiva, llenos de “energía vital”.

Nuestra propuesta:
¡Llénate de vida para no tener que llenarte de comida!