Enfermedades
Artritis
Artrosis
Hipertensión
Colesterol
Osteoporosis
: Enfermedades respiratorias :
 
ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

01. ¿Qué son las enfermedades respiratorias? 07. El ciclo respiratorio
02. Cómo respiramos 08. Síntomas y significado
03. Capacidad pulmonar 09. Factores desencadenantes o agravantes
04. Entrada de aire a las vías respiratorias 10. Enfermedades pulmonares obstructivas
05. Ejercicios respiratorios 11. Enfermedades pulmonares profesionales
06. Vías respiratorias 12. Enfermedades respiratorias y psiquismo

01. ¿QUÉ SON LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS?

Una persona puede estar sin comer, consumiendo el cuerpo sus propias reservas unas cuantas semanas, y a eso se le CONOCE COMO el periodo de ayuno; puede estar unos días sin beber o ingerir liquido con los alimentos, pero solamente unos pocos minutos sin respirar. Esto es un indicativo de lo necesario que es para nosotros una buena respiración. No sólo nos dan energía los alimentos que comemos por boca. El oxígeno es necesario para la combustión de las sustancias nutritivas que ingerimos.

Las enfermedades del pulmón con cierta frecuencia se acompañan por la sensación de respirar de forma dificultosa, o incluso con una clara sensación de ahogo, yendo acompañadas también de angustia vital. La sensación de no poder respirar bien es una de las sensaciones más desagradables para el ser humano. ¡Me ahogo!

Mediante la respiración el oxígeno del aire entra a través de los pulmones en la sangre, donde se une con el hierro de los glóbulos rojos. Esta oxidación del hierro de la hemoglobina de la sangre le da coloración más roja. El oxigeno se une con el hierro a través del pulmón y se suelta al final del camino entrando en cada uno de los millones y millones de células del organismo vivo. De hecho el último tramo de la respiración es la llamada respiración celular.

El ser humano entra en el mundo a través de su primera respiración y deja el mundo con la última respiración. Ha expirado decimos, cuando deja su cuerpo. Entre la primera y la última respiración continuamente y sin cesar, de día y de noche, la función de la respiración trae a nuestro cuerpo el oxigeno del aire y la energía del tercero de los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, agua, aire y sol).

El oxígeno que llega a las células da lugar a una "combustión" de las sustancias nutritivas. Al igual que para quemar un trozo de leña necesitamos ponerlos en contacto con el aire. Si entra más aire, si soplamos al fuego con un fuelle, la leña se quemará mejor aportándonos más energía y calor. Si no hay aire el fuego se apaga.

El oxígeno que llega a nuestras células “quema” las sustancias nutritivas y en esa combustión interior se produce energía y calor. Energía para el vivir diario y calor que mantiene la temperatura del cuerpo más o menos constante, alrededor de los 37º C. El aire mantiene vivo nuestro fuego interno, nuestro organismo calórico, recogiendo las palabras de la antroposofía. La vida es calor, la muerte es fría y cuando llega la última espiración aparece el frío, la muerte fría del cuerpo.

Cuando la leña se va consumiendo se forma humo y finalmente cuando todo se ha consumido queda una ceniza que ya no se pueden volver a utilizar. En nuestras células, cuando el oxígeno da lugar a la combustión de las sustancias nutritivas, se produce un gas, (el humo), el gas carbónico (anhídrido carbónico o CO2) que vuelve a recorrer el camino inverso hacia los pulmones, desde donde es eliminado hacia el exterior. Las "cenizas" o sustancias de desecho son eliminadas desde la sangre a través de los órganos de eliminación hacia el exterior del organismo (pulmones, riñones, hígado y aparato digestivo y la piel).

 Nuestra energía no solamente depende de los alimentos sanos sino también de una buena respiración. Una buena oxigenación facilita la combustión de los alimentos al ponerse en contacto con el oxigeno del aire. El aire además nos aporta energía y cualidades, la mayoría de ellas desconocidas para el científico mecanicista actual, que no ve más allá de sus narices.

No nos podemos olvidar que además del oxígeno el aire esta lleno de energía que nos aporta vitalidad, la energía vital del aire, uno de los 4 elementos de la Naturaleza. Necesitamos respirar contínuamente y comer de vez en cuando, no al revés.

 
¿QUÉ OFRECEMOS?   ::   ¿QUIÉNES SOMOS?   ::   CENTRO ZUHAIZPE ::   CONSULTA ZUHAIZPE   ::   CONTACTA   ::   MAPA DEL SITIO
Reconocido como Centro Médico-Sanitario por el Departamento de Salud de Navarra CPS-654C/1-NA