Recetas para una buena alimentación

Presentamos a continuación una serie de recetas sencillas que te facilitarán el acercamiento a una dieta sana. Están clasificadas con arbolitos, siendo 5 muy sana y 1 poco sana.

Descargar pdf

SALSAS Y CREMAS

Solas o para acompañar a verduras. Nos dan la posibilidad de hacer gran variedad de platos. Utilizamos los caldos de verduras para añadir y dar gusto a estas salsas. ¡No los tires! Si las cremas son espesas son ideales para untar con pan.

Crema de champiñones

–          Champiñón, cebolla, harina.  Cortar el champiñón y la cebolla en finas láminas y ponerlos a cocer. Una vez cocidos lo pasamos por la batidora. Servir caliente. Si queremos variar ligeramente el gusto espesando igualmente la crema, podemos añadir un poco de harina colocándolo de nuevo al fuego hasta que espese.

–          Se puede subir a  si se elimina la harina

Crema de cebolla.

– Cebolla, harina. Al igual que en la receta anterior pero solo con cebolla y harina.

Salsa de nueces.

– Nueces, aceite, perejil, pomelo. Trocear las nueces, añadir un poquito de aceite, el zumo de pomelo y perejil. Pasamos todo por la batidora. Se sirve frío.

Crema de pimientos

– Patata, perejil, maíz dulce, aceite, pimiento rojo. Cocer la patata y asar el pimiento. Una vez en trozos, añadimos un poco de maíz, perejil y un chorrito de aceite. Lo batimos todo y lo servimos caliente.

Mayonesa de tomate

– Yema de huevo, cebolla, tomate, aceite. Colocamos una cazuela de agua en el fuego. Una vez caliente la retiramos del fuego y metemos los tomates durante unos minutos, así los podemos pelar más fácilmente. Una vez pelados, los troceamos junto con la cebolla. Añadimos la yema de huevo y un chorro de aceite, y lo batimos. Se puede servir frío o caliente.

Salsa allioli

–          Ajo, yema de huevo, aceite, albahaca. Hacer trocitos el ajo. Añadir la yema de huevo, la albahaca (hierba aromática), y batirlo todo vertiendo lentamente el aceite, hasta ponerlo a nuestro gusto.

–          Es mejor que el ajo este cocido con lo que es más suave y saludable.

Salsa de pimiento  (si usamos mantequilla)  (si usamos aceite)

– Pimiento verde, aceite o mantequilla, ajo, y perejil. Cocemos el ajo y un poquito el pimiento. Añadimos luego el perejil y un poco de mantequilla o aceite. Lo batimos todo, sirviendo frío o caliente.

CREMA DE PEPINO

–          Nueces, perejil, pepino, aceite. Se ponen las nueces en trozos junto con el perejil y el pepino y lo batimos todo.

–          Si queremos podemos añadir un poquito de aceite.

Salsa de nata con hierbas

–          Elegir entre: perejil, cebolla, albahaca, ajo, tomillo, romero,… Mezclar tres de las especias elegidas con nata líquida y batir. Añadir a otras comidas.

–          Se puede sustituir la nata por yogur natural.

Crema de guisantes

– Patata, guisantes, cebolla, pimiento rojo. Trocear la patata con la cebolla y ponerlas a cocer junto con los guisantes. Asar un pimiento, unirlo todo y batir.

Salsa de yogur

– Cebolla, yogur, perejil. Troceamos finamente la cebolla y el perejil. Añadimos el yogur y lo batimos. La cebolla puede estar previamente cocida. Servir en frío.

Salsa de queso

– Yogur, queso azul, cebolla. Trocear muy finamente la cebolla, y unirlo con el yogur y un trocito de queso azul. Poner al fuego hasta que se derrita el queso, batiéndolo continuamente. Servir frío.

Salsa de aguacate con pimiento

– Pimiento rojo, cebolla, aguacate. Asar el pimiento con la cebolla troceada. Unirlo con el aguacate y batirlo. Podemos servirlo frío o caliente.

Salsa de aguacate con zumo de zanahoria

– Aguacate, zumo de zanahoria. Hacer el zumo de zanahoria, unirlo al aguacate y pasarlo por la batidora.

Crema de calabacín

–          Calabacín, queso tipo gruyere o emmental, nata, perejil, cebolla. Asamos la cebolla entera y la troceamos finamente. Troceamos igualmente el calabacín. Unimos estas dos verduras con un poquito de queso y un chorrito de nata y lo batimos todo dejándolo a reposar.

–          Si queremos eliminamos el queso y podemos sustituir la nata por yogur

Salsa de nueces

– Nueces, pimiento rojo, especias al gusto. Asamos los pimientos y los unimos, añadiendo su jugo, a las nueces troceadas. Se añade especias si se desean y lo dejamos reposar. Servir caliente o frío.

Salsa de tomate

– Tomate, aguacate, limón o pomelo, perejil. Pelar el tomate maduro, trocearlo y unirlo con el aguacate, perejil y añadir, si se quiere unas gotas de limón. Batirlo todo y servir frío.

Salsa de piñones

– Tomate, puerro, piñones, albahaca. Cocer el puerro y partirlo en trocitos. Quitar la piel al tomate y trocearlo también, uniendo ambos. Añadimos los piñones y la albahaca a nuestro gusto. Pasar por la batidora y dejar reposar.

Crema de apio

– Apio, pepino, aguacate, pimiento verde.  Cortamos el apio, el pepino, pimiento y el aguacate en trozos. Añadimos un poco de agua y lo pasamos por la batidora.

Crema de aguacate con tomate

– Aguacate, cebolla, tomate. Unir todos los ingredientes y batirlos. Si queremos añadimos unas gotas de limón.

Salsa de aguacate a las hierbas

– Aguacate, aceite, albahaca, perejil. Unir todos los ingredientes en trocitos, añadir unas gotas de aceite y batirlo. Esta es una mezcla rica para untar en el pan.

Crema de almendras

– Almendras, agua, ajo o cebolla, pomelo, aceite. Poner las almendras peladas en agua y batirlas. Añadir ajo o cebolla picados, un chorrito de pomelo y batir añadiendo lentamente el aceite.

Salsa de aceite

– Aceite, cebolla, perejil. Machacar el ajo con el perejil, añadimos el aceite y lo batimos con una cuchara. Si se desea podemos añadir unas gotas de limón.

Salsa de tomate con fruto seco

– Tomates maduros, cebolla, almendras, piñones o nueces. Hacemos una salsa con el tomate y la cebolla. A la hora de batir añadimos uno de los frutos secos elegidos. Si se quiere un poquito de agua o menos recomendable, unas gotas de aceite.

Salsa rosa

– Remolacha, cebolla, perejil, yogur. Cocer la remolacha con la cebolla. Troceamos el perejil, la remolacha y la cebolla. Añadimos el yogur y batimos.

Salsa de ajo

– Aceite, ajo, piñones o almendras. Cocemos el ajo y lo machacamos en un mortero. Añadimos las almendras o los piñones troceados, y un chorrito de aceite, y lo batimos todo.

Crema de patata

– Patata, aceite, perejil, cebolla, jugo de verduras. Cocer la patata y la cebolla. Añadir el aceite, el perejil y el jugo de verduras a elegir y batirlo todo. Si queremos podemos añadir un poco de tamari (salsa de soja). Es una salsa muy rica para condimentar platos de verduras cocidas.

 Salsas de tomate y champiñón

– Tomate, champiñón, ajo, perejil, aceite. Asamos el champiñón con el ajo. Pelamos los tomates y los troceamos junto con el perejil. Lo unimos todo, añadimos un chorrito de aceite y lo batimos.

 Salsa de almendras

– Almendras crudas, agua o aceite. Unir las almendras con agua o con unas gotas de aceite, añadir el perejil y batir.

Mayonesa de tomate con perejil

– Aceite, tomate, perejil, yema de huevo. Hacemos la mayonesa con las yemas y el aceite. Añadimos tomate hecho puré y lo batimos. Espolvoreamos perejil picado por encima.

Salsa de olivas

–          Olivas, ajo, perejil, aceite. Majar unas olivas negras y una pizca de ajo, y mezclarlo con perejil picado y aceite. Buen acompañamiento para unas rebanadas de pan.

Como nos cuida la Madre Tierra! ¡Ama Lur!

Crema de aguacate

– Aguacates, ajo, perejil. Ponemos el aguacate en trozos en un recipiente junto con ajo cocido, perejil cortado y un chorrito de agua. Lo batimos todo. Queda muy rico para untar con pan.

Crema de champiñón

–          Champiñones o setas silvestres, cebolla, pimiento rojo, ajos, germen de trigo, mantequilla. Asar los pimientos rojos. Cocer los champiñones con la cebolla y los ajos. Añadir mantequilla, un poco de germen de trigo para espesar y batirlo todo. Hay quien añade salsa de tamari, aunque su peor inconveniente es el alto contenido en sal. Con esta crema podemos untar el pan.

–          Podemos mejorar la receta si sustituimos la mantequilla por aceite, y eliminamos el tamari

Crema de champiñón para untar con pan

– Champiñones, cebolla, ajo, aceite. Cocemos los champiñones con la cebolla y el ajo y los batimos añadiendo un chorrito de aceite.

Salsa de aguacate con remolacha cocida

– Aguacate, remolacha, cebolleta y aceite. Cocer la remolacha con la cebolleta. Batir el aguacate con la remolacha y la cebolleta cocidas añadiendo un chorro de aceite.

Crema de espárragos

–          Espárragos, mantequilla o aguacate. Si los espárragos son frescos los cocemos antes. Añadimos un trocito de mantequilla o aguacate, junto con el agua de los espárragos. Lo batimos todo. Es una crema que podemos servir fría o caliente y si se desea añadimos alguna especia.

–          La receta es mas saludable si eliminamos la mantequilla

Crema de sésamo

– Apio, crema de sésamo, semillas de sésamo. Poner en una batidora jugo de apio (tras pasarlo por una licuadora), algunos trocitos de apio, crema de sésamo (Tahín), y semillas de sésamo. Se puede sustituir el jugo de apio por zumo de limón, para aderezar verduras.

Crema de almendra con algarroba

–  Crema de almendra, algarroba. Unimos la crema de almendra (a ser posible sin azúcar) con un poco de agua y algarroba y lo batimos mas o menos cremoso o líquido a nuestro gusto. Podemos endulzarlo con plátano, dátiles, miel o miel de caña. Podemos sustituir el agua por agua de coco o leche de coco (ver receta).

Salsa de pimiento

– Pimiento, cebolla, aceite. Asamos en el horno pimiento y cebolla. Quitamos la piel al pimiento y lo batimos todo junto. Si queremos añadimos un poco de aceite en crudo.

Salsa de aguacate con sésamo y zanahoria

– Zumo de zanahoria, aguacate, sésamo. Mezclamos zumo de zanahoria con aguacate y semillas de sésamo y lo batimos.

Salsa de aguacate con tamari

– Aguacate, tamari.   Mezclamos el aguacate con un chorro de tamari a nuestro gusto.

Paté de champiñones o níscalos

– Champiñón, cebolla, ajo, perejil, aceite, germen de trigo o harina de soja, tamari. Cocemos los champiñones o los níscalos (rovellones) con el ajo, la cebolla y el perejil. Lo mezclamos con un chorrito de tamari y de aceite, batimos y añadimos el germen de trigo o la harina de soja al gusto, hasta que quede una consistencia de paté.

Paté de berenjena

– Berenjena, cebolla, ajo, perejil, aceite, germen de trigo o harina de soja, tamari. Se hace igual que el anterior.

Paté de pimiento rojo

– Pimiento rojo, cebolla, ajo, aceite, germen de trigo o harina de soja, tamari. Igual pero el pimiento la cebolla y el ajo asados.

Crema de frutos secos con tomate

– Crema de sésamo (o de cacahuete, almendra -sin azúcar-,…), tomate, zumo de limón, perejil, apio.

Unimos la crema de sésamo (Tahín) con agua y añadimos trozos de tomate y si se quiere un poco de perejil o apio. Lo batimos todo. Podemos añadir zumo de limón a nuestro gusto.

Crema de aguacate con sésamo

Batimos aguacate, zanahoria cocida o cruda, perejil y una cucharilla de sésamo.

Crema de almendras para ensalada

Dejamos las almendras a remojo durante un par de horas o las escaldamos en agua hirviendo para quitarles la piel. Las ponemos en un recipiente con agua o leche de soja y batimos. Añadimos, si queremos, hojas de apio o perejil, cebolla cocida o zumo de limón y lo batimos todo junto. Añadimos un poco de aceite y si queremos alguna hierba para condimentar (albahaca, orégano,….) y lo mezclamos todo.

Crema de sésamo

Batimos unas cucharadas de aceite, cebolla cocida, un poco de crema de sésamo (Tahín), caldo de verdura o agua y unas hojas de perejil o de apio hasta conseguir la consistencia deseada.

Crema de verduras

– Puerros, calabacín, cebolla, zanahoria, maíz en grano, albahaca. Cocemos los puerros, el calabacín y la cebolla en agua, lo batimos y lo pasamos por el pasapurés o el chino. Añadimos zanahoria rallada o cocida cortada en cubitos pequeños junto al maíz en grano. Añadimos la albahaca u otra hierba aromática.

Crema de espárragos

– Espárragos, zanahoria, puerros, copos de avena, centeno o tapioca. Cocemos las verduras añadiéndoles un puñado o dos de copos de avena, centeno o tapioca. Lo pasamos todo por el pasapurés para quitar las hebras.

Bechamel con caldo de verduras o zumo de zanahoria

Podemos añadir un caldo de verduras, zumo de zanahoria o leche de soja, a la salsa bechamel o a cualquier otra salsa.

 

Ensaladas

Ensalada de espinacas: Espinacas, calabacín, nabo, perejil, aceitunas.

Ensalada de tomate: Lechuga, tomate, nueces, guisantes.

Ensalada de raíces: Lechuga, zanahoria, remolacha, nabo, manzana.

Ensalada china: Brotes de soja, col china, zanahoria, pepino.

Ensalada de lombarda: Lombarda, manzana, lechuga, maíz dulce.

Ensalada rosa: Lombarda, remolacha, rábanos, pimientos rojos.

Enslada de col china: Col china, pimiento verde, brotes de alfalfa, pepino.

Ensalada de lechuga: Lechuga, huevo cocido, calabacín, apio, tomate.

Ensalada de aguacate: Escarola, berros, aguacate, calabaza.

Ensalada de endibias:Endibias, vainas, zanahorias, piñones.

Ensalada de arroz con apio: Lechuga, zanahoria, apio en trozos, arroz cocido.

Ensalada de frutos secos: Lechuga, tomate, perejil y frutos secos (pipas de girasol o calabaza, avellana, almendra, pistacho, anacardo…).

Ensalada de berros: Berros, lechuga, aceitunas, brotes de soja, remolacha.

Ensalada de hinojo: Lechuga, lombarda, endibias, hinojo, aguacate.

Ensalada de brotes de alfalfa: Berros, col china, brotes de alfalfa, manzana, cebolla tierna.

Ensalada de queso: Escarola, nabo, pimiento  rojo, queso  fresco.

Ensalada de zanahoria: Lechuga, zanahoria, perejil, manzana, remolacha.

Ensalada de patata: Pimiento rojo, coliflor, lechuga, aceitunas, patata.

Ensalada de apio: Apio, manzana, remolacha, alcachofas, berros.

Ensalada de champiñón: Champiñón, coliflor, aguacate, lechuga.

Ensalada de brotes de trigo: Brotes de trigo, aguacate, coliflor, lechuga.

Ensalada de calabacín: Calabacín, pepino, aceitunas, lechuga.

Ensalada de tofu (queso de soja): Remolacha, zanahoria, maíz, lechuga y tofu.

Ensalada de zanahoria y remolacha cocidos: Cubitos pequeños de zanahoria y remolacha cocida, maíz y aguacates.

Ensalada griega: Pimiento verde, queso, albahaca, tomate, pepino.

Ensalada de brotes de soja: Lechuga, pimiento rojo, patata, brotes de soja.

Ensalada de arroz: Lechuga, zanahoria, pimiento verde, calabacín, arroz cocido.

Ensalada de endibias: Endibias, aguacate, maíz, calabaza.

Ensalada de tomate: Tomate, calabacín, alcachofas, lechuga.

Ensalada de remolacha cocida: Lechuga, rabanitos, remolacha cocida, nueces.

Ensalada de berenjena: Berenjenas cocidas, tomate, apio, aguacate, lechuga.

Ensalada de cuscús: Lechuga, zanahoria, pimiento rojo y cuscús cocido.

Ensalada de polenta: Lechuga, pimiento verde, remolacha, maíz y polenta cocida.

Ensalada de remolacha al yogur:

Remolacha, yogur, cebolla, espinacas. Cocer la remolacha y vaciarla en el centro. Cortar las espinacas y la cebolla en trocitos. Unir la remolacha, la cebolla y las espinacas todo con el yogur y rellenar el hueco de la remolacha. Adornar el plato con maíz y lechuga.

Ensaladilla

– Zanahoria, calabacín, pepino, lechuga, pimiento rojo, guisantes, alcachofas, tomate. Trocearlo todo en taquitos y mezclarlos en una fuente. Hacemos una salsa rosa y la añadimos cubriendo las verduras.

Ensalada nido

– Remolacha, huevo, lechuga, perejil, zanahoria, aceite o mayonesa. Cocemos la remolacha y pasamos el huevo por agua. Cortamos la remolacha cocida en rodajas y el huevo por la mitad. Colocamos la mita del huevo sobre una rodaja de remolacha y espolvoreamos perejil. A su alrededor ponemos unas hojas cortadas de lechuga y zanahoria rallada. Servir con mayonesa o aceite al gusto.

Ensalada de pepino con yogur

– Pepino, lechuga, maíz, ajo, yogur. Cortamos el pepino en rodajas finas y la lechuga en trozos. Los ponemos junto con el maíz en el plato. Añadimos el yogur, solo o batido con el ajo, por encima.

Ensalada de tomate con queso

– Tomate, cebolla, queso, menta, aceite. Cocemos o asamos la cebolla. Cortamos el tomate, el queso y la cebolla en cubitos. Espolvoreamos menta por encima. Podemos adornarlo con aceitunas, sirviéndolo en aceite al gusto.

Gazpacho

– Pimiento verde, ajo, cebolla, pan, aceite, tomates maduros. Troceamos todos los ingredientes y los pasamos por la batidora, añadiendo un poco de agua si lo queremos más líquido. Igualmente podemos añadir un chorrito de aceite. Para un mejor batido podemos pelar los tomates. En unas tazas aparte picamos los mismos ingredientes u otros diferentes, que usamos si queremos como tropiezos, en cubitos pequeñitos. Dejarlo a reposar y servirlo frío. Alguna vez añadimos pan seco al pasarlo por la batidora.

Ensalada de tomate en rodajas

– Tomates, apio, pimiento verde, queso. Cortamos los tomates en rodajas. Añadimos por encima apio, pimiento verde, y queso, todo ello en trocitos muy pequeños. A su alrededor si se quiere lechuga.

Ensalada de zanahoria con manzana.

Zanahoria, manzana, lechuga, cebolla, nata. Rallamos las zanahorias y cortamos las manzanas en trocitos. Batimos la nata con la cebolla en trocitos muy pequeñitos. Colocamos la lechuga alrededor del plato y encima la zanahoria y la manzana. Añadimos la nata batida con la cebolla.

Ensalada arco iris: Colocamos en un plato por montones diferentes: pimiento rojo, zanahoria, maíz, lechuga u otra verdura verde, remolacha, lombarda.

Ensalada de escarola con germen de trigo: Escarola, zanahoria, pimiento rojo, remolacha roja, germen de trigo. Preparamos una ensalada con los ingredientes, añadimos aceite y espolvoreamos por encima germen de trigo.

Ensalada de tomates rellenos

Tomates, orégano, queso, lechuga, nata, pepino. Cortamos una rodaja en la parte superior del tomate y vaciamos su interior sacándole la pulpa. Mezclamos el queso con un poco de nata, el orégano o alguna otra hierba, el pepino troceado finamente y la pulpa de tomate. Rellenamos con todo ello el hueco del tomate. Colocamos la lechuga alrededor del plato y ponemos encima los tomates.

Esta ensalada se hace más saludable si eliminamos la nata o la sustituimos por yogur natural

Pepino con requesón: Pepino, requesón, cebolla, perejil. Pelamos y cortamos la cebolla en cuadraditos muy pequeños. Rallamos el pepino. Mezclamos la cebolla, el pepino rallado y el requesón. Añadimos, si queremos, unas gotas de limón y lo adornamos con perejil.

Ensalada de zanahoria con requesón: Zanahoria, requesón, hierbas (menta, hierba buena, perejil, hinojo), rábanos. Rallamos finamente las zanahorias y picamos las «hierbas» y los rábanos. Los unimos con el requesón y lo mezclamos bien. Podemos añadir un poco de leche para que sea más líquido y unas gotas de limón.

En las ensaladas, ocasionalmente, podemos utilizar germen de trigo, y alguna vez para variar evitando la monotonía, sobre todo al principio de una alimentación sana, levadura de cerveza. Preferimos utilizar el germen de trigo a la levadura de cerveza. El germen de trigo se puede utilizar como sustituto de la sal, vinagre, condimentos, … tanto en ensaladas como en purés y salsas.

 

FRUTAS Y FRUTOS SECOS

Compota de manzana con requesón

– Manzanas, requesón, canela. Cortamos las manzanas en rodajas en forma de medía luna. Las cocemos con muy poquita agua, añadiendo un trozo de canela en rama. De jamos enfriar la compota y la servimos junto con el requesón.

Manzanas asadas con coco

– Manzanas, coco rallado, miel, uvas pasa. Vaciamos el corazón de las manzanas y rellenamos el hueco con uvas pasas. Colocamos las manzanas en el horno, añadimos un poquito de agua y las asamos a fuego lento. Las sacamos del horno y añadimos por encima un poco de miel y coco rallado.

 Batido de manzana y pera

– Manzana, pera, yogur, uvas pasas. Pelar y trocear las manzanas y las peras, añadir las pasas y el yogur. Batirlo todo.

Ensalada de frutas

– Naranjas, piñas, granada, yogur. Troceamos la naranja junto con la piña, desgranamos la granada y lo unimos todo en un plato, añadiendo yogur.

Batido de frutas

– Pera, manzana, plátano, dátiles, yogur. Pelar y trocear las frutas. Las batimos después de añadir yogur. Servir con los dátiles.

Fresas con nata

– Fresas, nata, piñones o pistachos. Montar la nata con una batidora y añadir al plato de fresas. Acompañar de un puñado de piñones o pistachos. Si queremos un chorrito de jugo de limón.

Fresas con zumo de naranja

– Fresas, zumo de naranja. Poner las fresas en un plato. Hacer el zumo de naranja y añadir a las fresas.

Ensaladilla de frutas

– Manzana, pera, melocotón, uva, kiwi. Pelar y trocear las manzanas, las peras y el melocotón. Cortar el kiwi en rodajas. Unir las frutas y adornar con las rodajas de kiwi. Podemos añadir una cuajada.

Kiwi con nata

– Kiwis, nata. Cortamos los kiwis en rodajas que las colocamos en un plato y añadimos la nata.

Kiwi con piña

– Kiwis, pina, aguacates, zumo de naranja. Cortamos los kiwis en rodajas, la pina y el aguacate en trozos. Al servir podemos añadir zumo de naranja por encima.

Batidos

Preparamos batidos eligiendo una o varias frutas, añadimos si queremos yogur o cuajada y lo pasamos por la batidora. Si la fruta es dulce o semidulce podemos añadir fruta seca dulce (uvas pasas, higos, dátiles). De la misma manera los orejones de melocotón o albaricoque, poniéndolos si queremos unas horas antes a remojo.

Kakis con yogur

– Kakis, yogur. Con una cucharilla vaciamos los kakis, los mezclamos con el yogur y lo batimos. De vez en cuando sustituimos el yogur por nata.

Compota de frutas

– Manzanas, peras, melocotón, ciruelas pasas.

Pelamos y troceamos las frutas, añadiendo ciruelas. Las ponemos a cocer a fuego lento y con muy poca agua, lo suficiente para que no se quemen. Dejar enfriar.

Zumos

Elegimos cualquier fruta: manzana, naranja, melón, sandia, melocotón, piña,  pera,… y la pasamos por la licuadora.

Manzanas asadas con nata

– Manzanas o peras, nata. Asamos las manzanas al horno y añadimos nata a la hora de servir. Podemos sustituir las manzanas por peras.

Plátanos con nata

– Plátano, nata, harina de algarroba. Elegimos los plátanos más maduros y los cortamos en rodajas, los cubrimos con nata y espolvoreamos harina de algarroba. ¡Que rico!

Compota de manzana con piña y granada

– Manzanas, pina, granada, yogur.  Cocemos con muy poca agua las manzanas cortadas en rodajas de media luna. Troceamos la piña y desgranamos la granada. Colocamos en una fuente las rodajas de manzana y los trocitos de pina. Añadimos el yogur y por encima los granos de la granada.

Membrillo

– Membrillos frescos, azúcar moreno. Pelamos y cortamos en trozos los membrillos. Los ponemos a cocer en una cazuela con agua, añadiendo azúcar moreno al gusto. Ya cocidos los batimos o los pasamos por el pasapurés. Si lo queremos más espeso podemos sustituir parte del azúcar por «Agar-Agar», mezclándola y cociendo el membrillo. Es importante dejarlo enfriar para que espese. A la hora de servir podemos acompañarlo de queso fresco.

Dulce de membrillo con manzana

Los mismos pasos que en la receta anterior sustituyendo parte del membrillo por manzana.

Mermeladas caseras

Las diferentes mermeladas caseras se elaboran de la misma manera. Pelamos y cortamos en trozos la fruta. La ponemos a cocer añadiendo un poquito de agua. Si se desea se puede añadir un poco de azúcar pero no es necesario para su conservación. Batimos toda la fruta o la dejamos en los mismos trozos si queremos fruta entera. Llenamos con ella unos tarros de cristal hasta arriba y los ponemos al baño maría durante unos 10 – 15 – 30 minutos. Para su mejor conservación mantendremos los tarros con la tapa hacia abajo. Hay menos posibilidades de que entre aire y si se sale un poco de la fruta sabemos que no se va a conservar, hay que comerlo ya. Las frutas con pepitas (moras, higos,…) podemos pasarlas por un colador fino y de esta manera tenemos una mermelada más fina.

Plátanos fríos

– Plátanos, coco rallado, harina de algarroba. Cortamos los plátanos en rodajas y los remojamos en líquido de harina de algarroba con agua. Añadimos coco rallado y lo metemos en la nevera.

Crema de albaricoque y ciruela

– Albaricoques, ciruelas. Ponemos a remojo durante la noche los albaricoques secos (o como sustituto orejones de melocotón) y las ciruelas pasas. Lo batimos todo junto con el agua de remojo. Podemos acompañarlo con rodajas de plátano. Es una crema ideal para utilizarla durante el invierno cuando escasean las frutas frescas. Cremas parecidas podemos hacerlas con cualquier clase de fruta seca dulce (orejones, dátiles, pasas de corinto,…) solas o mezcladas entre ellas.

Macedonia de frutas

Elegimos varias clases de frutas, las pelamos y trocearnos. Añadimos zumo de naranja, manzana, fresa o de cualquier otra fruta, o alguna crema de las de la receta anterior.

Ocasionalmente añadimos un poco de yogur o nata fresca.

Crema de frutas

Añadir un par de plátanos maduros y alguna clase de fruta seca dulce (dátiles, pasas de corinto, orejones) a medio litro de nata fresca. Pasarlo por la batidora. Añadimos, si queremos, harina de algarroba por encima. Meterlo en el frigorífico para que se enfríe. ¡Qué rico que está!

Mermelada de fruta seca para el invierno

Dejar en remojo durante unas horas orejones de albaricoque o melocotón y ciruelas pasas (quitar los huesos de las ciruelas). Lo batimos junto o por separado y le podemos añadir también algún zumo de fruta fresca (manzana, piña, agua de coco …). Podemos hacer también mermelada con algunas fresas o moras que hemos guardado en el congelador. Las descongelamos, añadimos algún jugo de fruta fresca y lo batimos todo.

Crema de coco con harina de algarroba

– Coco, harina de algarroba. Batimos dos vasos de agua caliente con un vaso de coco fresco y pelado, y lo enfriamos en el frigorífico. (Utilizamos más agua si es necesario). Lo batimos de nuevo. Añadimos dátiles finamente cortados y tres o cuatro cucharadas de harina de algarroba. Servir frío.

Crema de frutas

– Zumo de manzana, de melocotón o uva; plátano, aguacate, harina de algarroba, dátiles. Batimos 15 ó 20 dátiles, después de quitarles los huesos, con el zumo de fruta. Añadimos un vaso pequeño de agua. Añadimos un aguacate grande y seguimos batiendo. Luego el plátano y la harina de algarroba y lo batimos igualmente. Echamos tanto agua como sea necesario para batir bien. Servirlo frío.

Ensalada de piña y naranja

– Piña, naranja, lechuga, queso fresco. Cortamos en trocitos la pina y la naranja. Las colocamos sobre hojas de lechuga muy tierna y añadimos los trocitos de queso.

Limonada

Mezclamos zumo de limón o pomelo con agua y miel. Ponemos unos cubitos de hielo y unas cuantas hojas de menta (hierba) en el vaso y añadimos la limonada. Podemos añadir unas cuantas fresas a la limonada y lo batimos todo antes de ponerlo en el vaso.

Requesón con manzana

– Requesón, manzana, limón, kiwis. Pelamos la manzana y la rallamos. La mezclamos con la canela y el requesón. Echamos unas gotas de limón. Lo adornamos con fruta (una s rodajas de kiwi por ejemplo).

Compota de manzana con nata

– Manzana, nata.  Cortamos las manzanas peladas en forma de media luna y las ponemos a cocer con muy poquita agua. Las sacamos a una bandeja una vez cocidas y añadimos nata montada por encima. Adornamos con unos pocos trocitos de nueces, almendras o unos piñones.

Zumo de granada

– Granada. Una vez la tenemos desgranada la pasamos por la licuadora y la bebemos seguidamente.

Batido de fresa con requesón

– Fresa, requesón. Unimos la fresa con el requesón y lo batimos.

Batido de plátano

Batimos un plátano con agua y un par de dátiles o tres.

Zumo de manzana con apio

Quitamos las semillas a las manzanas y unimos tres partes de manzana por una de apio y lo pasamos por la licuadora.

Crema de sésamo (Tahín)

Batir un zumo de naranja, zanahoria, manzana… con crema de sésamo.

Aguacate con zumo de naranja

Unimos el aguacate con zumo de naranja, lo batimos y si queremos añadimos zumo de limón.

VERDURAS

Patatas y puerros con nata

–          Puerros, patatas, nata. Poner a cocer los puerros y las patatas troceados y a cantidades iguales. Batirlo todo junto con el agua de cocción añadiendo nata. Dejar a reposar y servir caliente o frío.

–          Se puede sustituir la nata por yogur natural haciéndola más saludable

Calabaza asada

– Calabaza, cebolla, agua, aceite. Cortar la calabaza en rodajas como si fuera un melón y añadirle un poco de cebolla. Poner un poquito de agua en la bandeja del horno, y colocar la calabaza en la bandeja. Asar al gusto.

Crema de calabacín

–          Cebolla tierna, patata, calabacín, mantequilla. Cocer el calabacín y la cebolla más alguna patata. Pasarlo todo por la batidora junto con el agua de cocción, añadiendo mantequilla al gusto. Dejar reposar y servir caliente.

–          La receta se hace mas saludable si sustituimos la mantequilla por queso en porciones, o por aceite

Verduras al horno

– Espinacas, puerros, acelgas, col, pimiento rojo, alcachofas, patatas. Colocamos las verduras por capas en el horno, dejando arriba los pimientos y las asamos el tiempo necesario. A la hora de servir añadir un chorrito de aceite.

Berenjenas en salsa

– Berenjenas, tomate maduro, pimiento rojo, cebolla, apio, albahaca o especias al gusto, nueces.

Hacemos una salsa con el tomate, la cebolla y la especie. Cortamos las berenjenas en rodajas, las asamos al horno y añadimos por encima la salsa de tomate. Espolvoreamos las nueces en trocitos. Meter al horno durante unos minutos y servir caliente.

Nido de tomates

– Tomates maduros, huevo, cebolla, berenjena, espinacas, zanahorias. Cocemos todas las verduras menos el tomate y las cortamos en trozos. Batimos los huevos y los unimos con las verduras. Cortamos en forma de rodaja la parte superior de los tomates y con una cuchara vaciamos el interior o pulpa. Unimos dicha pulpa con las verduras y el huevo. Volvemos a introducir todo en el interior de los tomates vaciados y los volvemos a tapar con la rodaja cortada. Los ponemos en el horno y los mantenemos hasta que se cuaje el huevo.

Puré de apio con cebolletas

– Cebolletas, apio, almendras, aceite. Cocer el apio junto con las cebolletas en trozos y pasarlo a continuación por la batidora añadiendo unas pocas almendras y un chorrito de aceite. A la hora de servir ponerlo en una sopera espolvoreando almendra molida o en trozos pequeños por encima. Dejar reposar y servirlo caliente.

Champiñones al horno

– Champiñones, patatas, cebolla, ajo, aceite. Cortamos en trozos las patatas, los champiñones, la cebolla y el ajo y lo colocamos todo en el horno, añadiendo un poquito de agua. Si se desea podemos añadir unos trocitos de gluten de trigo (seitán). Un poco antes de terminar podemos añadir un chorrito de aceite.

Espinacas en salsa

– Espinacas, cebolla, salsa bechamel. Cocemos las espinacas enteras con la cebolla en trocitos y luego las cortamos. Las ponemos sobre una fuente y añadimos un poco de salsa bechamel por encima.

Guisantes con zanahorias

– Guisantes, zanahorias, alguna patata. Trocear todas las verduras y ponerlas a cocer al vapor. A la hora de servir podemos añadir, si queremos, un poco de aceite o mantequilla. La receta es más saludable con aceite.

Berenjenas con tomate

– Berenjenas, ajo, tomate, puerro, almendras, aceite. Asamos las berenjenas enteras o cortadas a lo largo por la mitad, acompañadas del ajo. En otra cazuela cocemos el tomate con los puerros y los pasamos por la batidora añadiéndoles un chorro de aceite crudo. Cortamos las berenjenas en rodajas o tiras a lo largo. Las ponemos en una fuente y vertemos el puré de tomate por encima. Troceamos finamente las almendras y las espolvoreamos sobre el tomate.

Alcachofas con tomate

– Alcachofas, tomate, aceite, pimiento rojo, cebolla, ajo, zanahorias. Cocemos las alcachofas enteras con el pimiento, la zanahoria y el ajo. En otra cazuela cocemos los tomates en trocitos pequeños junto con la cebolla y luego lo batimos. Unimos las alcachofas con el tomate sobre una fuente y añadimos un chorrito de aceite.

Puré de zanahoria

– Zanahoria, cebolla, pimiento verde. Cocer las verduras y pasarlas por la batidora. Podemos añadir, si queremos, un poco de nata o mantequilla. La receta es más saludable con aceite.

Puerros en salsa

– Puerros, aguacate, pimiento rojo. Cocemos lo blanco de los puerros sin trocearlos. Hacemos una salsa con el aguacate y el pimiento asado. Colocamos los puerros sobre una fuente y añadimos la salsa por encima. Se puede servir frío o caliente. Variar con otras salsas.

Pastel de verdura

– Pimiento rojo, espinacas, zanahorias, cebolla, calabacín, vainas, tomate, huevo, mantequilla. Asamos el pimiento rojo y cocemos todas las verduras, menos la cebolla y el tomate. Con el tomate pelado y la cebolla hacemos una salsa. Batimos los huevos. Unimos los pimientos asados y la verdura cocida con el huevo batido. Untamos un molde de mantequilla y vertemos la verdura con huevo, poniéndola al horno hasta que el huevo cuaje. A la hora de servir, lo cortamos en trozos y añadimos la salsa de tomate por encima. Servir caliente.

Revuelto de arroz

– Arroz, coliflor, habas tiernas, berza o bróculi, guisantes, judías verdes, cebolla. Cocemos todas las verduras enteras y en otra cazuela el arroz. Troceamos la verdura. Colocamos el arroz en una ensaladera y ponemos la verdura por encima. Podemos añadir aceite o alguna salsa.

Porrusalda

– Puerros, patatas, zanahorias, pimiento verde. Cortamos en trozos todos los ingredientes y los ponemos a cocer. Es importante que se mantenga el agua. Añadimos un poco de aceite antes de servir.

Coliflor con patatas

– Coliflor, patatas, cebolla, aguacate. En una cazuela cocemos las patatas enteras y sin pelar. En otra, cocemos la coliflor entera o en trozos grandes junto con la cebolla. Cortar las patatas por la mitad y a lo largo las colocamos sobre una fuente y añadimos la coliflor a trocitos. Unimos la cebolla con el aguacate y un poquito de caldo de coliflor, lo batimos y lo añadimos por encima. Servir caliente.

Puré de verdura

– Calabacín, acelgas, puerros, nueces, aceite. Cocer las verduras en trozos grandes. Unir las nueces con aceite o agua y batir, añadiéndolas a las verduras. Dejar reposar y servir caliente.

Puré de guisantes

– Guisantes tiernos, judías verdes, zanahorias, patatas, lechuga, puerro, aceite o mantequilla.

Cocer todas las verduras en trozos grandes, añadir el aceite o la mantequilla y batir. La receta es más saludable con aceite. Dejar reposar.

Puré de zanahoria con guisantes

– Guisantes tiernos, zanahorias, cebolla. Cocemos las zanahorias con los guisantes y la cebolla. Lo batimos y si queremos añadimos aceite.

Puerros en salsa

– Puerros, zanahorias, cebolletas y perejil. Cocemos los puerros en trozos grandes. Rallamos la zanahoria. Hacemos una bechamel. Colocamos los puerros en una fuente, añadimos la bechamel y lo adornamos con la zanahoria rallada.

Pastel de calabacín

– Calabacín, tomate, cebolla, huevo, mantequilla. Ponemos a cocer los calabacines enteros. En otra cazuela hacemos una salsa de tomate con la cebolla. Batimos los huevos. Hacemos puré con el calabacín aplastándolo con un tenedor. El agua que suelta el calabacín lo añadimos a la salsa. Untamos de mantequilla un molde alargado y unimos el calabacín con el huevo en su interior. Lo metemos al horno hasta que se cuaje el huevo. Servirlo acompañado de la salsa.

Puré de calabacín

– Calabacín, patata. Cocemos el calabacín con dos o tres patatas. Lo batimos y dejamos a reposar. Podemos añadir aceite o mantequilla. La receta es más saludable con aceite.

Bolitas de zanahoria

– Zanahorias, coco rallado. Cocer las zanahorias y hacerlas puré con el tenedor. Formar bolas redondas y cubrirlas de coco rallado. Servirlo frío.

Calabacín al horno

– Calabacín, berenjenas, acelgas, maíz, pimiento rojo. Asamos los calabacines enteros al horno. En una cazuela cocemos las berenjenas y las acelgas. Cortamos los calabacines en dos, a lo largo, y los colocamos sobre una fuente. Cortamos las berenjenas y las acelgas en finas tiras poniéndolas sobre el calabacín. Adornamos la fuente con granos de maíz y pimiento rojo.

Zanahorias con vainas

– Zanahorias, vainas, cebolletas, aceite. Cocemos las vainas con zanahorias y cebolletas, en trozos grandes o enteras. Las troceamos añadiendo aceite.

Tomates rellenos

– Tomates, pimiento verde, vainas, zanahoria, puerros, aceite o salsa. Cortamos los tomates por la mitad y con una cucharilla vaciamos la parte central. Unimos la parte de la pulpa de tomate vaciado con el pimiento verde, las vainas y las zanahorias y lo cocemos todo. Añadimos aceite crudo o alguna de las salsas y rellenamos los tomates. Alguna vez podemos añadir huevo a la mezcla.

Coliflor en salsa

– Coliflor, patata, perejil, maíz dulce, aceite, pimiento rojo. Cocemos la coliflor entera o en trozos grandes. Hacemos una salsa con los demás ingredientes. Cortamos la coliflor en trozos más pequeños y le añadimos la salsa.

Puré de zanahorias

– Zanahorias, patatas, berenjenas, aceite. Cocemos las zanahorias acompañadas de un par de patatas. Asamos las berenjenas al horno. Batimos las zanahorias y las patatas. Cortamos las berenjenas en rodajas. Servimos el puré y ponemos las rodajas de berenjena encima, añadiendo un poco de aceite.

Vainas con berenjenas

– Berenjenas, vainas, calabacín, cebolla, yema de huevo, patata. Asamos las berenjenas enteras al horno. Cocemos las vainas y hacemos una salsa con los demás ingredientes. Cortamos las berenjenas e n rodajas y añadimos las vainas. Acompañamos todo con la salsa.

Puré de verduras

– Calabaza, zanahoria, calabacín, cebolla, aceite. Cocer las verduras y batirlas haciendo un puré fino. Dejarlas a reposar y añadir aceite o mantequilla a la hora de servir. La receta es más saludable si se añade aceite

 Pimientos rellenos

– Pimientos rojos, berenjenas, champiñones, calabacín, espinacas, cebolla, avellana molida, aceite. Asar los pimientos enteros al horno. Cocer el resto de las verduras y el champiñón. Quitar el rabo y las semillas de los pimientos. Trocear finamente las verduras cocidas y el champiñón. Rellenar los pimientos añadiendo un chorrito de aceite y cerrar el pimiento (podemos utilizar un palillo de dientes para ello). Podemos espolvorear avellana molida o machacada en trocitos. Servir caliente.

Pisto

– Zanahorias, tomate, calabacín, pimiento rojo, cebolla, puerros, huevo. Trocear finamente todas las verduras y colocarlas en una cazuela amplia, poniendo primero el tomate para no tener que añadir agua. Una vez cocidas las verduras, batimos los huevos y los vertemos encima, meneando la cazuela. Mantenerlo en el fuego hasta que se cuaje el huevo.

Pastel de calabacín

– Calabacín, champiñón, pimiento rojo, huevo. ocemos el calabacín, el champiñón y el pimiento, y los troceamos finamente. Con el tenedor aplastamos el calabacín. Batimos los huevos y le añadimos la verdura. Untamos un molde de mantequilla y vertemos las verduras con el huevo, meterlo al horno hasta que cuaje el huevo.

Puré de verduras con pan

– Zanahorias, col, nabo, puerros, ajo, aceite, pan. Cocer las verduras junto con el ajo y pasarlas por la batidora, añadiendo aceite. Tostar ligeramente unos cubitos de pan en el horno y añadirlos al puré a la hora de servir.

Alcachofas en salsa

– Alcachofas, cebolla, patata, caldo de verdura, aceite, maíz, perejil. Cocer las alcachofas quitando las hojas más externas y duras. Hacer una salsa con los demás ingredientes, mas bien líquida. Servir las alcachofas en una fuente redonda, cubrirlas con la salsa y colocarla en el horno durante unos minutos.

Coliflor con mayonesa

– Coliflor, perejil, aceite, yema de huevo. Cocer la coliflor entera o en trozos grandes. Hacer una mayonesa con los demás ingredientes. Colocar la coliflor en una ensaladera y servir la mayonesa al gusto.

Pimiento con berenjenas

– Berenjenas, pimiento rojo, cebolla, aceite. Asar en el horno todos los ingredientes. Pelar los pimientos y las berenjenas y cortarlas en tiras. Cortar la cebolla cocida en rodajas. Añadir un chorro de aceite y servir.

Pastel de espinacas

– Patatas, espinacas, ajo, aceite. Hacer un puré de patatas. Cocer las espinacas con ajo picado y añadir un poco de aceite. En un plato amplio vamos colocando de forma alternativa, una capa de patata y sobre ella una de espinacas,… Cuando tengamos varias capas alternas, terminamos con una de puré. Meter al horno durante unos pocos minutos. Servir caliente.

Crema de calabacín y calabaza

– Calabacín, calabaza, patata, aceite, perejil. Cocer la calabaza con el calabacín y las patatas. Añadir aceite y batir (ocasionalmente sustituimos el aceite por nata o mantequilla, en este caso la receta se hace menos saludable). Servirlo con perejil por encima.

Puré de calabacín con avellana

– Calabacín, avellanas, puerros, zanahorias, aceite. Cocemos todas las verduras. Pasamos el puerro cocido por el pasapurés. Unimos la crema de puerro, el calabacín y las zanahorias y lo batimos. Añadimos por encima las avellanas molidas o machacadas, junto con un chorrito de aceite a la hora de servir.

Calabacín con nueces

– Calabacín, nueces, ajo, aceite. Asamos los calabacines y los ajos. Cortamos los calabacines por la mitad. Machacamos las nueces y las unimos con el ajo asado, añadimos un poco de agua y un chorrito de aceite y lo batimos todo. Haciendo una salsa mas bien líquida. Añadimos la salsa sobre los calabacines y servimos.

Lombarda de cebolla

– Lombarda, cebollas frescas, aceite. Poner a cocer la lombarda junto con la cebolla en rodajas, añadir aceite y servir.

Col rellena

– Col, zanahoria o remolacha, cebolla, pimiento guisantes, champiñón, aceite, fruto seco. Cocer en trozos grandes todas las verduras menos la col. Rallar o machacar el fruto seco. Cortar la verdura cocida en trozos pequeños y mezclarla con el fruto seco. Extender una por una las hojas de col, colocar la verdura encima y hacer pequeños rollos con todo ello. Añadimos un poco de aceite y los metemos al horno hasta que se ablande la hoja.

Crema de cebolla

– Cebolla, queso. Semicocer la cebolla y pasarla por la batidora. Añadir queso rallado y meter al horno.

Berenjenas con queso

– Berenjenas, queso, cebolla, perejil. Cortar las berenjenas en rodajas, añadiendo cebolla, queso rallado y perejil por encima. Meter al horno.

Espinacas con patatas

– Espinacas, patatas, ajo, aceite. Cocemos las patatas junto con las espinacas y el ajo. Añadimos aceite y lo batimos.

Puerros en salsa

– Puerros, huevo, aceite, limón, perejil, sésamo. Cocemos los puerros enteros o cortados por la mitad. Hacemos una salsa con el aceite, el zumo de limón, perejil y las semillas de sésamo pasándolo todo por la batidora. Cocemos o pasamos por agua los huevos. Colocamos los puerros una vez cocidos y fríos sobre una fuente. Añadimos la salsa y adornamos con trocitos de huevo. Servir frío.

Espinacas con nata

– Espinacas, champiñón, ajo, perejil, nata. Cocer las espinacas junto con los champiñones y el ajo. Escurrir la cazuela. Servirlo en una fuente, añadir perejil y nata líquida. Lo servimos tras removerlo bien.

Crema de calabaza

– Calabaza, caldo de verduras, mantequilla. Cocemos la calabaza en el caldo de verduras. La batimos añadiendo mantequilla y la metemos al horno. Servir caliente.

Crema de guisantes

– Guisantes, patata, zanahoria, cebolla, puerro, aceite. Cocer todos los ingredientes y pasarlos por el pasapurés. Añadir aceite y dejar reposar. Servir caliente.

Crema de puerros con tapioca

– Puerros, mantequilla, tapioca, perejil. Cocer los puerros en trozos pequeños y pasarlos por el pasapurés. Añadir la tapioca en forma de lluvia y la mantequilla. Meterlo al horno y servir con perejil picado por encima.

Lombarda con manzana

– Lombarda, manzana, cebolla, aceite. Deshojar la lombarda y cortar en rodajas la manzana y la cebolla. Poner en una cazuela una base de lombarda, una capa de manzana encima de la anterior, y otra de cebolla. Así sucesivamente varias capas. Ponerlo todo a cocer con un poquito de agua. Servirlo añadiendo aceite.

Habas con patatas

– Habas, patatas, guisantes, cebolletas. Cocer todas las verduras y a la hora de servir podemos añadir aceite o mantequilla. La receta es más saludable si añadimos aceite

Cardo con huevo

– Cardos, huevo, aceite, limón. Cocemos el cardo y en otra cazuela cocemos los huevos. Servimos el cardo y añadimos el huevo en trocitos pequeños, aceite y limón. De forma alternativa podemos batir los huevos, añadirlos al cardo cocido y meterlo todo al horno hasta que cuajen.

Vainas con mantequilla

– Vainas, calabaza, cebolla, mantequilla, puré de patatas. Cocemos las vainas (alubias verdes), la calabaza y la cebolla. Las servimos añadiendo mantequilla y las acompañamos de un puré de patatas. La receta es más saludable si sustituimos la mantequilla por aceite

Achicoria con tomate

– Achicoria, tomate natural, cebolla, nueces, aceite. Limpiamos las hojas más tiernas de la achicoria, las cortamos en trozos junto con la cebolla y las ponemos a cocer. En otra cazuela ponemos los tomates naturales y los cocemos un poquito. Los batimos añadiéndoles un chorrito de aceite, formando una salsa fina. Añadimos esta salsa a la verdura y lo unimos todo colocándolo en una fuente redonda. Espolvoreamos con trocitos de nueces, almendras, avellanas o piñones.

Cardo cocido en salsa

– Cardo, harina integral, aceite. Para empezar es importante que limpiemos bien el cardo. Lo cortamos en trozos y con el cuchillo quitamos las hebras de forma semejante a como lo hacemos con los troncos de las acelgas. En una cazuela ponemos agua a calentar y cuando este hirviendo, detalle muy importante pues sino el cardo quedara duro, añadimos el cardo. Si lo añadimos con el agua fría el cardo queda duro por mucho que lo queramos cocer, a esto en la zona donde vivimos, cerca de Estella en Nafarroa-Navarra, lugar donde se cultiva mucho esta verdura, se dice que el cardo se «espanta». Para servir freir un poco la harina en el aceite y echar el cardo escurrido.

Alcachofas con salsa

– Alcachofas, pimiento rojo, zanahoria, tomate, aguacate, patatas, maíz tierno.  Quitamos las hojas exteriores de las alcachofas, las cocemos con las zanahorias y si queremos con patatas. Cocemos aparte el tomate. Preparamos la salsa batiendo el aguacate con el maíz tierno, la zanahoria cocida, el pimiento rojo y el tomate. Añadimos la salsa a las alcachofas cocidas.

Puré de calabaza con aceitunas

– Calabaza, cebolla, aceitunas, aceite. Cocer la calabaza con la cebolla. Deshuesamos y trocearnos las aceitunas. Batimos la calabaza y la cebolla cocidas añadiendo un chorrito de aceite. A la hora de hervir añadir los trozos de aceitunas.

Alcachofas con salsa

– Alcachofas, guisantes, tomate, ajo, zanahoria, apio. Cocemos las alcachofas. Si queremos las acompañamos con alguna patata. En otra cazuela cocemos todas las demás verduras. Batimos las verduras cocidas y las añadimos a las alcachofas. Servir caliente.

Espinacas con nido de huevo

– Espinacas, huevo, cebolla, ajo, aceite. Cocer las espinacas con el ajo y la cebolla troceados. Untar una fuente de aceite y añadir las espinacas, el ajo y las cebollas cocidas. Poner los huevos por encima de las verduras tal como si los fuéramos a freír. Meter la fuente al horno hasta que el huevo se cuaje ligeramente. Sacar la fuente del horno, añadir un chorrito de aceite y servir caliente.

Puré de calabazas

– Calabaza, cebolla, perejil. Cocemos las cebollas y la calabaza, lo batimos y al final lo servimos con un poco de perejil.

Puré de puerros con calabacín

– Puerros, calabacín, sésamo. Cocemos las verduras y las pasamos por el pasapurés. Añadimos un poco de sésamo a la hora de servirlo.

Calabacines rellenos

– Calabacines, zanahoria, patata, pimiento, perejil, apio, avellanas o almendras. Cocemos los calabacines enteros durante unos 10 minutos. Los dejamos enfriar un poco. Cocemos el resto de las verduras y hacemos un puré, denso y con poca agua, con ellas. Podemos añadir unos copos de avena o germen de trigo para espesarlo más. Cortamos los calabacines por la mitad y los vaciamos por dentro, unimos lo «vaciado» con el puré. Rellenamos los calabacines con el puré y espolvoreamos avellanas o almendras en trocitos o casi en forma de harina por encima. Lo adornamos por encima con pimientos asados en tiras. Podemos rellenar como variación con un puré de patatas.

Pencas de acelga

– Pencas de acelga, cebolla, queso rallado, bechamel. Cocemos las pencas de acelga y cebolla. Hacemos una bechamel con leche de soja la batimos con la cebolla y añadimos perejil. Colocamos las pencas y las cubrimos con la bechamel por encima. Añadimos un poco de queso rallado y lo gratinamos al horno.

Espárragos con bechamel

– Espárragos, bechamel.Si utilizamos espárragos frescos, los pelamos bien y los cocemos mas o menos durante una hora. Hacemos una bechamel, normal o con leche de soja y le añadimos alguna especia (albahaca…) o cebolla cocida y lo batimos. Se pueden sustituir los espárragos por puerros muy tiernos y cocidos.

Alcachofas con champiñones y patatas

Cocemos las alcachofas con las patatas, los champiñones y les añadimos por encima una bechamel de leche de soja antes de servir. Ponemos un poco de perejil o una hojitas de apio por encima.

Pimientos verdes con salsa de tomate

– Pimientos, tomate, cebolla. Asamos los pimientos (verdes o rojos) al horno y los pelamos. Cocemos el tomate con un poco de cebolla y lo pasamos por el pasapurés o el chino. Añadimos la salsa de tomate a los pimientos.

Pimientos rellenos

Asamos los pimientos rellenos con setas, maíz, zanahoria y cebolla o con un puré de patatas.

Hamburguesas

– Arroz, harina, champiñones, ajo, cebolla, pimiento verde, pimiento rojo, perejil, pan rallado (harina de soja o harina de trigo), tofu, tamari, aceite.  Cocer el arroz un poco más de lo normal, por otra parte se cuecen los champiñones. Hacer una salsa con mucha cebolla y pimiento rojo, añadirle el tofu. Mezclar todos los ingredientes y un poco de la salsa, unir y formar las hamburguesas (muy rico) Añadir el resto de la salsa a la hora de servir.

Mazorca de maíz tierno

Cogemos una mazorca de maíz tierno y la asamos al horno. La podemos comer tal cual o con un poco de aceite crudo por encima o de vez en cuando con mantequilla. La mazorca fresca se considera más una verdura que un cereal ya que tiene menos almidón que el cereal maduro y seco.

Salsa de tomate

– Tomate, aceite, cebolla (remojada). Pasarlo por la batidora. Añadir unas hojitas de perejil o de apio.

Ensalada caliente de zanahoria

– Zanahorias, patata, perejil, apio, orégano. Cocemos zanahorias y las troceamos añadiendo una salsa fría. Podemos hacer la salsa fría  por ejemplo batiendo aceite, patata cocida (podemos cocerla junto a la zanahoria) y perejil, apio y orégano. Si la queremos más líquida añadimos caldo de verduras o zumo de zanahorias.

Pimientos asados

Asamos los pimientos, los troceamos en tiras, añadimos un poco de aceite y si queremos un poco de ajo en trocitos pequeños. Lo calentamos todo, y si lo deseamos, de vez en cuando añadimos un huevo encima del pimiento para que se vaya cociendo poco a poco.

Guacamole

– Aguacate, cebolletas, perejil, zumo de limón. Batimos todos los ingredientes hasta que le cojamos el punto agradable para nuestro paladar. Un buen alimento para untar en el pan.

Paté de berenjena

– Berenjenas, crema de sésamo (Tahín), perejil. Cocemos las berenjenas. Añadimos crema de sésamo (Tahín), perejil y si queremos un poco de zumo de limón y lo pasamos por la batidora. Lo servimos sobre rebanadas de pan. Podemos sustituir la crema de sésamo por almendras o avellanas ralladas.

Salsa de almendra con zumo de zanahoria

– Zanahorias, almendras.  Juntamos zumo de zanahoria con almendras ralladas con un rallador de mano y lo batimos.

Zumo o batido de tomate con apio

– Tomate, apio. Pasamos el apio por la licuadora para extraer el zumo. Batimos los tomates en la batidora o si queremos que sea más líquido lo pasamos por la licuadora. Unimos todo y lo batimos. Si queremos podemos añadir un poco de zumo de limón.

Ensalada de tomate con aguacate

– Tomate, aguacate, perejil, apio. Cortamos los tomates y el aguacate en forma de cubitos, añadimos un poco de aceite virgen de primera prensada en frío y un poco de perejil o apio por encima.

Caldo fresco

Preparamos un caldo de verduras con varios ingredientes: puerro, zanahoria, cebolla, col… Cuando el caldo esté bien hecho y en caliente añadimos zumo de zanahoria, pepino, remolacha, pimiento, tomate… recién hecho en la licuadora o en la batidora. Esta receta nos la dio nuestro amigo y colega higienista Manuel Álvarez Mudarra y es una buena manera de tomar algo caliente con el frescor de los alimentos crudos.

Crema de aguacate

Hacemos un caldo o un puré líquido de verduras. Añadimos uno o dos aguacates, según la cantidad a preparar y al gusto de cada uno. Para alguna ocasión especial añadimos un chorrito de nata líquida o de aceite de oliva virgen. Lo pasamos todo por la batidora añadiendo más o menos cantidad de líquido para conseguir la consistencia deseada. La servimos con un poco de perejil por encima, caliente o tras ser enfriada en el frigorífico.

Crema de aguacate con tomate

A la misma crema anterior le añadimos tomate y lo batimos. Lo pasamos por el pasapurés.

Cremas de verduras con «tropiezos»

Cocemos verduras variadas (puerro, cebolla, zanahoria…) durante poco tiempo (semicocidas). Las batimos y las pasamos por el pasapurés. Añadimos unos taquitos de pan integral, frutos secos o verdura cruda en cubitos pequeños y lo servimos con un poco de sésamo, almendra rallada o nueces y avellanas finamente troceadas por encima. Estos tropiezos los podemos añadir en cualquier crema o puré de verduras.