Quienes vienen a Zuhaizpe

A nuestro Centro de Salud Vital no sólo acuden las personas enfermas. Hay muchas personas que no se encuentran bien, que no están a gusto consigo mismas y no sienten síntomas físicos de enfermedades. Estas personas “sanas” también pueden venir a Zuhaizpe ya que todos necesitamos un poco de curación y sentirnos más a gusto con nosotros mismos y con la vida que llevamos.

Las personas que nos visitan pueden acudir por diferentes motivos: para descansar unos días y encontrarse en un ambiente más saludable, para dejar de fumar o adquirir unos hábitos alimenticios más sanos, para “limpiarse” por dentro a través de alguna dieta depurativa, porque están atravesando un periodo de crisis vital o por qué no decirlo, necesitan “aclararse” emocional y mentalmente…

En general la mayoría de las personas que vienen a Zuhaizpe necesitan separarse (desconectar) del ritmo diario y dedicarse un tiempo a sí mismos. Zuhaizpe es un lugar ideal de interiorización que nos ayuda a dejar de lado la dispersión y la confusión de la vida diaria. Un lugar donde romper la rutina y la apatía que nos lleva a la enfermedad física o a las crisis emocionales.

En nuestro Centro podrás descubrir un mensaje muchas veces nuevo para ti, “puedes hacer mucho por tu salud y por la salud de las personas que en la vida cotidiana conviven contigo”. Comprenderás que la enfermedad no tiene que ver con la mala suerte sino que más bien es consecuencia de la forma de vida individual y social en la que estamos inmersos.

Te animaremos a tomar parte activa en el mantenimiento de tu salud, estés enfermo o sano, tengas síntomas o no los tengas.

Diariamente los “reposantes”, nombre por el que se conoce a los que se encuentran en el Centro, se observan en su estado físico y emocional. Aprenden a descifrar los mensajes que significan los síntomas corporales y emocionales y según lo observado se adapta el tipo de dieta física y anímica. Todo ello se comparte en una reunión diaria en la que, con el máximo respeto a la persona, se llevan a cabo diferentes técnicas de autoconocimiento.

Es necesario tener siempre en cuenta que el “ánimo” de los reposantes no tiene nada que ver con el que se vive en un centro sanitario u hospital, ya que el enfoque es más bien positivo y dirigido a la salud y no a la enfermedad, ni a combatirla con un tratamiento médico. El ambiente de nuestro Centro de Salud es, por así decirlo, el de un grupo de personas que por compartir momentos de ejercicio físico, relajación y trabajo emocional con otras, llegan a tener un ritmo especial de mucho respeto y comprensión ante los demás. Y eso se acerca a una forma de vida más sana en la que nos podemos sentir más contentos con nosotros mismos.

La línea entre salud y enfermedad es muy fina para que sepamos diferenciar donde termina una y donde comienza la otra, de la misma manera que no sabemos bien donde termina el calor y donde comienza el frío. Cada uno de nosotros y nosotras sabemos, más o menos, cuando no nos encontramos bien, y eso mucho antes de notar los síntomas o ser diagnosticados de alguna enfermedad.

La atención personalizada de los profesionales de Zuhaizpe facilita el proceso de curación. Todo los miembros del equipo médico de Zuhaizpe se vuelven compañeros de viaje que te acompañan en ese caminar hacia la salud y el bienestar. Y ese camino no lo puede recorrer nadie más por ti. La curación no es un proceso que venga de fuera, es algo que se despierta en tu interior.

En Zuhaizpe descubrirás que una forma de vida más sana y equilibrada, es el camino más corto hacia la salud o “estado de bien-estar o bien vivir”.