Enfermedades
 
OSTEOPOROSIS

01. ¿Qué es la Osteoporosis? 08. Masa ósea y fracturas
02. El hueso se forma poco a poco 09. Proteínas y Osteoporosis
03. Su frecuencia va en aumento 10. Prevención
04. Balance negativo en calcio 11. Previniendo las caídas
05. Fracturas, el primer síntoma 12. Terapia de estrógenos
06. Factores que aceleran la pérdida de hueso 13. Cuidados higienistas
07. Ejercicio y masa ósea  

13. CUIDADOS HIGIENISTAS

Como hemos visto durante todo el escrito, para evitar o mejorar la osteoporosis, sin necesidad de aportar calcio mineral o añadir leche, es necesario eliminar de la dieta y de los hábitos de vida todo aquello que facilite la pérdida de calcio por orina, para no crear un balance negativo de calcio y en consecuencia una pérdida de masa ósea.

Elementos QUE HAY QUE eliminar

• Con el fin de prevenir la osteoporosis y evitar el aumento de la pérdida de masa ósea se debe dejar el tabaco, el café y el alcohol.

• Es aconsejable ir eliminando la sal de la dieta. Para ello necesitamos cambiar la forma de preparar y cocinar los alimentos, manteniéndolos menos tiempo de cocinado, con poca agua o al vapor. La sal mineral es una sustancia no asimilable por el organismo y además tiene un efecto perjudicial sobre él.

• Eliminar al máximo posible los alimentos ricos en proteínas de origen animal (carnes, pescados, huevos, leche...).

Como hemos visto, un exceso de estos alimentos es una de las causas más importantes de la aparición de osteoporosis en las sociedades con una forma de vida occidental y consumista. Incluso la ingesta de leche queda desaconsejada. Siendo tolerable, como paso intermedio, la ingesta en pequeñas cantidades de algunos derivados lácteos suaves.

• Eliminar el consumo de azúcares y almidones refinados (pastas, galletas, dulces,...).

• Evitar algunos medicamentos. Es importante tener en cuenta que ciertos medicamentos que producen una pérdida de calcio son medicamentos que deben eliminarse siempre bajo control y bajo la estricta vigilancia de un higienista experto y médico. No podemos eliminar nunca por nuestra cuenta: los corticoides (cortisona), la heparina (anticoagulante), hormonas tiroideas, anticonvulsionantes, etc.

• No utilizar el flúor en nuestra ingesta (agua con flúor, etc.).

• Dejar de tomar los antiácidos que contienen aluminio. Igualmente, eliminar los recipientes de aluminio especialmente los usados para mantener y almacenar alimentos cocidos (tomate, compota...).

Cuidados aconsejables

• Es totalmente necesario que la persona con osteoporosis realice algún tipo de actividad física. Al menos deberá caminar todos los días y si es posible en contacto con la naturaleza. Una de las actividades más aconsejables es el andar descalzo en la hierba o en la arena de la playa. De esta manera estamos en contacto con el electromagnetismo de la tierra.

• Tomar el sol. El sol es uno de los cuatro elementos de la naturaleza del que recibimos mucha energía, aunque no nos demos cuenta. Los rayos ultravioleta del sol, al incidir sobre la capa grasa, situada bajo la piel, produce vitamina D.

La vitamina D es totalmente necesaria para una buena absorción del calcio por el intestino, una disminución de su pérdida por la orina, y el posterior depósito de calcio en los huesos. Debido a estas acciones es un elemento importante que hay que tener en cuenta en la osteoporosis. Por supuesto las recomendaciones de tomar el sol van unidas a los consejos mínimos y sanos de no tostarnos al sol del mediodía en un día de verano con 40 grados a la sombra.

No podemos desaconsejar tomar el sol cuando creemos que tan fácil y alegremente se “receta” no tomarlo hoy en día. El sol es un elemento necesario para nuestra vida en el planeta y nuestro cuerpo necesita recibirlo, si es posible desnudo, para que no se queje ninguna de las partes “que hay que esconder”. Estas partes que nos tapamos guiados por nuestros falsos conceptos de la moralidad al uso, necesitan tanto el sol como cualquiera de las otras. Es importante, por ejemplo, que una persona con problemas óseos en la cadera sepa tomar el sol en esa zona (en el culo), sin que nadie se escandalice por ello.

El sol, es un elemento vital para nuestro organismo, del que es cierto que no podemos abusar, pero no podemos evitar tomarlo. En su medida y en su momento justo, sin “tostar” el cuerpo, nos da vida.

• Aconsejamos las diferentes técnicas de relajación, estiramientos musculares, reajuste corporal y consciencia corporal, porque como hemos visto al hablar de la artrosis y de la artritis, los músculos tensos son causa y origen de muchos problemas óseos. Cuando los músculos se encuentran tensos, los huesos que unen esos mismos músculos están “sobrecargados” y se abre paso a los diferentes trastornos. Algún día se podrá comprobar que cuando los músculos no están tensos o bloqueados, los huesos que están bajo ellos se “alimentan” y regeneran mejor, los huesos tendrán una mejor circulación sanguínea. Por el contrario los músculos en tensión, las fibras musculares “duras” cierran el paso de los diferentes vasos sanguíneos de la zona y “frenan” el paso de sangre. Así de sencillo.

Algún día nos daremos cuenta de que los bloqueos musculares impiden la circulación de la sangre en la zona y lo que puede ser tan importante o más, la circulación energética de la zona (véase por ejemplo la circulación energética de los meridianos de acupuntura o los centros de energía o chakras).

Una de las épocas donde con mayor frecuencia sentimos los diferentes trastornos óseos es en el invierno: hace menos sol, realizamos menos actividades físicas y el frío nos contrae el cuerpo. ¿Quien no ha sentido alguna vez dolor en el cuello, en los hombros o en la mandíbula por el intenso frío?

En un cuerpo suelto, con unos músculos relajados, la circulación de sangre y energía mejoran y algún día se comprobará que esto es beneficioso para la osteoporosis, entre otros trastornos óseos. Las diferentes técnicas de relajación, estiramientos, yoga, meditación y consciencia corporal son necesarias para una buena salud física, mental y espiritual de la persona. Los ejercicios de fuerza y contracción muscular deben ir seguidos de una relajación o estiramientos de los músculos utilizados, ya que si no podemos ir añadiendo una tensión muscular y un bloqueo mayor en la zona correspondiente.

• Es necesario el seguimiento de una alimentación sana y equilibrada, donde predominen las frutas y las verduras, junto con un aporte adecuado de frutos secos y algunos cereales integrales. Los frutos secos son un aporte valioso de calcio. El sésamo o su crema (tahín) añadidos a los purés de verduras o ensaladas suponen un buen aporte de calcio (ver el cuadro del contenido en calcio de los alimentos sanos).

Estos alimentos contienen las vitaminas, los minerales y otros elementos vivos, muchos de ellos desconocidos aún para la ciencia médica, que ayudan a la regeneración corporal y al mantenimiento de un estado de salud adecuada. 

 
¿QUÉ OFRECEMOS?   ::   ¿QUIÉNES SOMOS?   ::   CENTRO ZUHAIZPE ::   CONSULTA ZUHAIZPE   ::   CONTACTA   ::   MAPA DEL SITIO
Reconocido como Centro Médico-Sanitario por el Departamento de Salud de Navarra CPS-654C/1-NA