Enfermedades
 
OSTEOPOROSIS

01. ¿Qué es la Osteoporosis? 08. Masa ósea y fracturas
02. El hueso se forma poco a poco 09. Proteínas y Osteoporosis
03. Su frecuencia va en aumento 10. Prevención
04. Balance negativo en calcio 11. Previniendo las caídas
05. Fracturas, el primer síntoma 12. Terapia de estrógenos
06. Factores que aceleran la pérdida de hueso 13. Cuidados higienistas
07. Ejercicio y masa ósea  

10. PREVENCIÓN

Se puede llegar a creer que la osteoporosis se previene incrementando la ingestión de calcio, pero el aumento en la ingestión de calcio no es suficiente ni útil para prevenir la pérdida de masa ósea. Lo mismo se puede pensar por tomar mucha leche.

Muchos estudios indican que no hay relación entre la ingesta de calcio y la densidad ósea. La ingesta de calcio en Japón es baja y hay una gran incidencia de osteoporosis, en cambio en Jamaica con una similar baja ingesta de calcio la incidencia de osteoporosis es casi insignificante (Nordin).

Mujeres tratadas diariamente con 670 grs. de leche mostraron una disminución de la formación de hueso (Recker y Heaney).

Según estudios de la medicina convencional, citados por Robert Marcus, la intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche) se estima en un 60% en las personas de edad. Según esos estudios el yogur es mejor tolerado por esas personas y es mejor asimilado que la leche líquida.

Según Fujita y Fukase la ingesta media de calcio por los japoneses es de 400 mg./día y la densidad ósea de la mujer japonesa es menor que la de la mujer norteamericana, donde la toma de calcio es bastante mayor. Sin embargo, a pesar de su baja densidad ósea, las mujeres japonesas sufren menos de la mitad de fracturas de cadera que las norteamericanas.

Varios estudios no han encontrado cambios en las biopsias de huesos de mujeres con osteoporosis tratadas con calcio.

La vitamina D es necesaria para una buena absorción intestinal de calcio y favorece el depósito de calcio y fósforo en el hueso. Es el único nutriente que se forma en la piel, bajo el efecto de los rayos solares, a partir de un precursor suyo, sustancia derivada del colesterol. Su carencia da problemas en la regulación del calcio y en la calcificación de los huesos.

El sol es muy importante en la formación de esta vitamina y por lo tanto en la calcificación de los huesos.

Pero el tratamiento con vitamina D de síntesis química no da ningún resultado favorable.

Una cosa es la vitamina D natural y otra la sintética. Aunque tengan la misma fórmula química tienen diferente “vitalidad”. El carbón y el diamante tienen la misma fórmula (carbono) pero son “un poco” diferentes, también en el precio.

La vitamina D no debería ser recomendada en mujeres con osteoporosis postmenopaúsica porque no mejora normalmente la masa ósea y tiene mucho riesgo. Provoca un aumento de calcio en sangre y en orina. Las alteraciones en vitamina D y en el balance en calcio son comunes en las personas de edad y probablemente predisponen a la pérdida de hueso. La falta de exposición al sol y los efectos de la edad en la piel reducen la producción cutánea de vitamina D. Esto reduce la absorción de calcio.

No se trata de aportar calcio desde fuera ni de tratar con medicamentos. La mejor prevención de la osteoporosis pasa por evitar los elementos que roban calcio al cuerpo (tabaco, medicamentos, alcohol...) así como no consumir alimentos que dan lugar a una acidez del cuerpo (carne, pescado, leche en las personas adultas, azúcares y almidones refinados —pan blanco, pastas y galletas—). Como hemos dicho antes la carga ácida del cuerpo utiliza las reservas de calcio de los huesos para tener sales alcalinas que la neutralicen. Como el organismo no tolera una fuerte acidez en la sangre sacrificará el esqueleto para neutralizarla.

 
¿QUÉ OFRECEMOS?   ::   ¿QUIÉNES SOMOS?   ::   CENTRO ZUHAIZPE ::   CONSULTA ZUHAIZPE   ::   CONTACTA   ::   MAPA DEL SITIO
Reconocido como Centro Médico-Sanitario por el Departamento de Salud de Navarra CPS-654C/1-NA