La osteoporosis es un problema cada vez más frecuente en los países desarrollados. Es un trastorno producido por una disminución de la masa de los huesos que van perdiendo calcio y se hacen tan frágiles que pueden romperse incluso por traumatismos leves. El cuerpo necesita tener unos valores equilibrados de calcio en la sangre, entre otras cosas, para el buen funcionamiento del sistema nervioso y de la coagulación de la sangre y si disminuyen por debajo de un nivel va a sacrificar el calcio de los huesos para recuperar el equilibrio. Este artículo profundiza en cómo se forma el hueso, cómo el cuerpo capta y elimina el calcio y qué factores aceleran la pérdida de hueso. Profundiza en la relación entre la osteoporosis y el consumo de lácteos y de proteínas de origen animal y las terapias con estrógenos. Y aporta recomendaciones sobre qué podemos hacer para cuidarnos y prevenir la pérdida de hueso, las caídas y fracturas. Como conclusión es más importante eliminar todos aquellos factores que nos llevan a perder calcio que incrementar su ingesta.

Más información