Medicina tradicional de Occidente

De la misma manera que Oriente cuenta con su Medicina Tradicional (cuyas ramas más conocidas son la Medicina Tradicional China y la Medicina Ayurvédica), en Occidente podemos hablar también de una medicina desarrollada por todo el continente europeo y por la tradición de Oriente próximo.

Haciendo un poco de historia podemos afirmar que de la zona de la antigua Persia, de los Medas, surge la tradición médica. Incluso se conocen como guerras médicas a las guerras desarrollados entre los persas de entonces y los helenos, los griegos, que tuvieron lugar hace 2.500 años. Por otro lado, de Egipto, de Kemia (de la tierra negra), surgen lo que los griegos conocieron como las artes kémicas o la kemicina. De hecho muchos de los médicos griegos estudiaron las artes kémicas con los egipcios. A partir de ahí todo ese conocimiento llega a los árabes que la desarrollan esa tradición durante muchos años más. Los árabes le añadieron la partícula “Al” por delante, en honor al nombre de su Dios, Alá.  Esa ciencia entra después en el continente europeo y es conocida como la Alquimia.

Ha habido épocas donde se ha desarrollado más el paradigma médico y otras donde el paradigma o cosmovisión predominante era el alquímico. Tratar la enfermedad es la clave de la visión médica, favorecer la salud es el enfoque de la visión alquímica.

El gran médico, y al mismo tiempo poco entendido, Paracelso (1493-1541) acuñó la expresión espagiria y le dio un carácter más científico para su época a la antigua alquimia. Posteriormente sobre esa base se desarrollan la medicina Antroposófica por Rudolf Steiner y la medicina Homeopática por Hahnemann.