Medicina Higienista

Hygeia, de donde viene la palabra higiene, es la diosa griega de la salud que enseña el arte de curar a través del arte de vivir.

La Medicina Higienista propone ir a las verdaderas causas de la enfermedad para curarla y no se contenta con aliviar sus síntomas. Toda enfermedad nos habla de que hay algo que podemos reorganizar, equilibrar y mejorar, y ello lo podemos hacer tanto en el aspecto físico, emocional como mental.

Para la curación el médico higienista aplica los diversos factores de salud: alimentación sana, ayuno y dietas depurativas, respiración consciente, contacto con la Naturaleza (tierra, agua, aire, sol), movimiento corporal, relajación, meditación, expresión emocional, relaciones humanas más sanas…

Haciendo siempre que la persona afectada por una enfermedad pase de ser paciente (pasivo) a actuante (activo) en el proceso de recuperación de la salud. No tratando o maltratando a la enfermedad con medicamentos químicos sino acompañando en el proceso de curación o recuperación de la salud perdida.

En el higienismo la propuesta es: “Cuidarnos para curarnos”.