Alimentación
 
LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS

01. Introducción 06. Grasa con proteína
02. Sin muchas mezclas 07. Proteínas diferentes
03. Combinación ácido con almidón 08. No comer postres
04. Almidón con proteína 09. Práctica de una alimentación sana
05. Almidón con azúcares  

01. INTRODUCCIÓN

Una  alimentación sencilla se digiere mejor. El aparato digestivo «reconoce» los alimentos cuando no están demasiado mezclados entre si y forma los jugos digestivos adecuados a cada uno de ellos. Las enzimas o sustancias que actúan en la digestión de los nutrientes son diferentes para las frutas o las verduras, los cereales o los frutos secos, los lácteos o las legumbres.

En su estado natural los animales llevan una alimentación sencilla y no mezclan “varios platos” en la misma comida. Lo mismo ocurre con los niños pequeños,  cuando se les presenta una arroz con “tropiezos” prefieren eliminar los tropiezos que sobran y comen sólo el arroz. Una comida sencilla, es mucho más fácil de digerir y asimilar que otra con muchas mezclas.

Las transformaciones que sufren los alimentos en el estómago e intestino, durante la digestión, son producidas por un grupo de sustancias o agentes químicos llamados enzimas que van en los jugos digestivos. Estas sustancias sólo actúan en condiciones favorables. Si las condiciones cambian no actúan bien y surge la fermentación y putrefacción de los nutrientes, y posterior intoxicación del organismo.

Cada una de las enzimas que intervienen en la digestión tienen su efecto sobre una clase de alimentos. Unas digieren los almidones, otras las proteínas y unas terceras las grasas. El reconocido fisiólogo ruso Pavlov demostró que cada tipo de alimento, da lugar a una actividad particular en las glándulas digestivas. La capacidad de acción del jugo gástrico varía de acuerdo con los alimentos que se consumen. Se forma un jugo ácido, con la carne, o casi neutro, con poco ácido clorhídrico con el pan, es decir varía su pH.

El aparato digestivo forma siempre las enzimas adecuadas para la digestión del alimento, como ya lo hemos dicho. Cuando comemos pan, el jugo digestivo formado es el adecuado para el pan, y cuando comemos queso, el aparato digestivo «reconoce» este alimento formando otro jugo digestivo diferente y adecuado a su digestión. Cuando los mezclamos, especialmente en grandes cantidades, no hay un buen «reconocimiento» ni una formación adecua da de jugos digestivos, con la consecuente mala digestión y la fermentación y putrefacción de la comida.

Las mezclas de los alimentos concentrados o de más costosa y larga digestión: pan, cereales, leche y sus derivados, legumbres, frutos secos, huevos, y por supuesto las carnes y los pescados, en la misma comida, dan lugar a una mala digestión. La fermentación y la putrefacción de sus componentes da lugar a sustancias tóxicas, que al ser absorbidas perjudican a todo el organismo. Esta es una de las causas más importantes de enfermedades. Igualmente ocasionan un sinnúmero de trastornos digestivos, que intentamos  sean aliviados con bicarbonato, medicamentos antiácidos, y otros fármacos. Dañamos de esta manera el estómago y el intestino y luego los intentamos aliviar.

 
¿QUÉ OFRECEMOS?   ::   ¿QUIÉNES SOMOS?   ::   CENTRO ZUHAIZPE ::   CONSULTA ZUHAIZPE   ::   CONTACTA   ::   MAPA DEL SITIO
Reconocido como Centro Médico-Sanitario por el Departamento de Salud de Navarra CPS-654C/1-NA