Scroll to top

Tipos de dietas en Zuhaizpe

¿Qué se cocina en Zuhaizpe? Nuestras dietas

La alimentación saludable es uno de los pilares más importantes de la Salud. También de Zuhaizpe.  Los alimentos que cocina la madre tierra nos ofrecen, no sólo calorías, proteínas o almidones, sino formas y colores, campos energéticos, nutrientes recogidos de los cuatro elementos de la naturaleza y un quinto componente; la energía vital. Los alimentos vivos, que en nuestro Centro son ecológicos y de temporada (frutas, verduras, cereales y legumbres), concentran la energía destilada de la naturaleza, que es a la vez la fórmula secreta de ese entusiasmo tan necesario para la vida.

En Zuhaizpe, te invitamos a que aprendas a relacionarte con la alimentación de una manera diferente. Desde la Nutrición Higienista, nuestro equipo de cocina prepara diariamente tres tipos de dieta, todas ellas muy desintoxicantes:

En plato blanco se sirve el régimen asociado, una dieta vegetariana, con muy poquitas mezclas, basada en la combinación de alimentos y en los entrantes a base, principalmente, de ensaladas y otros crudos.

El plato con línea verde está reservado para la dieta a base de crudos; el arte de elaborar ensaladas variadas, multicolores y con sorprendentes salsas, eligiendo los mejores productos de cada temporada. Las frutas, también ecológicas, complementan estas vistosas recetas.

El plato con línea roja indica que las frutas que contienen son para los que han decidido entrar en ayuno o para aquellos que ya están saliendo. Si deseas realizar una dieta de mayor profundidad de eliminación que las dos anteriores, la recomendación de nuestro equipo médico, especializado en nutrición higienista, va a ser que pruebes estar unos días solo a frutas. Verás, enseguida, cómo tu energía vital irá en aumento.

Si quieres saber qué se cocina en Zuhaizpe, elige cuál es la mejor opción para tu proceso de salud, dejándote aconsejar, en las reuniones diarias, por nuestros especialistas. Bajo supervisión médica, también podrás realizar un ayuno hídrico, un semiayuno a base de zumos o, según lo que te pida el cuerpo, ir cambiando de dieta durante los días que pases en nuestro Centro de Salud Vital.

Que tu alimento sea tu medicina y ¡buen provecho!

Consejos para una buena alimentación

  1. No comas en exceso y espera a tener hambre. Mejor dos platos, que tres.
  2. Tampoco comas si estás en plena crisis de desintoxicación (catarro, proceso febril), ni cuando tengas un dolor fuerte o alguna tensión psicológica.
  3. Antes o durante un trabajo intenso, bien sea físico o mental, mejor no le dediques energía a la comida; la necesitas para otras cosas.
  4. Y después de comer, descansa.
  5. No pongas vasos en la mesa (o sea, que no bebas durante las comidas)
  6. Mastica e insaliva bien los alimentos.
  7. No mezcles muchos alimentos diferentes en la misma comida (recuerda que los niños pequeños no quieren “tropiezos”). Cuanta más variedad, más apetito.
  8. Come alimentos crudos con forma, olor, color y sabor). En lo posible, empieza las comidas con ensaladas o frutas (recuerda que lo primero fue una manzana)
  9. Elige un alimento concentrado en cada comida y, si hay otro, utilizarlo en muy pequeñas cantidades.
  10. Échale imaginación y presenta los platos de manera que sean agradables a la vista (comer con los ojos alimenta y no engorda).
  11. Mucho mejor si no utilizas condimentos fuertes.
  12. No ingieras alimentos demasiado calientes ni demasiado fríos.
  13. Limpia bien las frutas y las verduras (sobre todo, si no son ecológicas).
  14. Y de postre, ¡nada! (y si no puedes resistirte, guárdalo para la merienda)